SSanta15

El día de la conversión

El Viernes Santo es un oasis de medida dentro de una fiesta con claros síntomas de decadencia. El público vuelve a ser el de siempre: el que busca la belleza de una jornada no apta para el consumo de masas.

La suavidad del clasicismo

La tregua del calor permitió disfrutar del día más mesurado de la semana Imponente el Señor de Pasión con la túnica bordada del siglo XIX. El jueves aún no está afectado por la decadencia del domingo.

Pilatos acompaña a Manuel Torre y Caracol

Manuel Loreto sale de armao en tres libros con fotos de Benito Moreno, Chema Moya y Paco Cazalla. Formó parte de la centuria entre 1963 y 2006, la dejó para cantar saetas.