SSanta15

La Semana Santa real

El Rey vivió la Semana Santa que le enseñaron, la del palquillo y los parabienes, en una jornada mucho más mesurada que el atrofiado domingo. Hay otra Semana Santa de ausencias y abrazos en el tanatorio.

El sol lo enseña todo

El calor marca la primera jornada de la Semana Santa y permite una jornada oficialmente magnífica. Muchas lipotimias y un evidente exceso de veladores en lugares clave, en la versión vivida a pie de calle.