Tecnología

Starlink, el internet por satélite de Elon Musk, ya disponible en España

  • El servicio, que se puede contratar en pruebas, funcionará a lo largo del año en Europa con una primera fase de 1.500 satélites

Último lanzamiento de satélites del protecto Starlink

Starlink, el servicio de internet por satélite auspiciado por SpaceX, ya se puede contratar en España. Está aún en pruebas y la disponibilidad es limitada, así que la compañía espacial del magnate Elon Musk advierte que los pedidos se irán atendiendo por orden de llegada. La previsión es que funcione en Europa a lo largo del año.

El proyecto Starlink cuenta con una red de pequeños satélites que cubrirán todo el planeta y cuando se haya desplegado por completo serán 12.000 aparatos. Por el momento hay algo más de 1.100 lanzados y se pretende que a lo largo de este año sean 1.500.

Precio y características

En realidad Starlink está pensado para dar cobertura a zonas remotas, por lo que tiene un coste para el usuario más elevado que otras opciones comerciales. El equipo necesario para conectarse cuesta 499 euros, más 60 euros de gastos de envío. La factura mensual asciende a 99 euros y es preciso además abonar una fianza, reembolsable, de 99 euros para apuntarse.

Y ni siquiera vendrá un técnico a casa a instalarlo. Es el propio usuario, con ayuda de una app, el que debe configurar y orientar la antena que viene en el kit de conexión.

A este precio nada competitivo hay que añadir que por ahora no garantiza una buena velocidad, pues durante la fase en pruebas en Europa ofrecerá unos exiguos 50-150 Mb/s y una latencia de 20 a 40 ms. Y la empresa admite que la conexión no será estable y que habrá periodos sin conexión alguna.

El proyecto de Elon Musk ha sido fuertemente criticado por astrónomos profesionales y aficionados que advierten que esta red de satélites que orbitan a baja altura contaminará el firmamento y dificultará la observación. Sus efectos ya se están notando, y se notarán aún más cuando la extensa red esté desplegada por completo.

Más inconvenientes

Las condiciones de uso tienen algunos puntos curiosos. Aparte de ser un servicio para particulares, no empresas (al menos de momento), solamente se puede usar en una dirección y, si hay algún problema con la instalación, los dispositivos o incluso autoridades locales, Starlink se lava las manos: el responsable será siempre el consumidor.

En esas cláusulas se incluyen referencias a Marte (Musk quiere llegar al planeta rojo y espera tener allí cobertura de internet para entonces) y que podrá castigar con restricciones y hasta cancelación del servicio a quienes consuman demasiados datos que congestionen la red.

Tags

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios