Fiscalidad

La UE aprobará su impuesto digital si no hay una tasa global

  • La aparición de impuestos digitales en los diferentes Estados "afectaría negativamente a la integridad del mercado único".

  • El Gobierno español no descarta aplicar su propia tasa y a Francia su iniciativa ya le ha valido una crisis con EEUU

El vicepresidente económico de la CE, Valdis Dombrovskis El vicepresidente económico de la CE, Valdis Dombrovskis

El vicepresidente económico de la CE, Valdis Dombrovskis / OLIVIER HOSLET, EFE

La Unión Europea (UE) reiteró su intención de aprobar su propio impuesto a las empresas digitales si las discusiones en la OCDE para crear una tasa internacional no resultan exitosas, pero insistió en que una solución global evitaría problemas.

"Si la solución internacional tarda en materializarse, la Comisión Europea ya ha propuesto una solución para toda la UE porque creemos que también es importante evitar la proliferación de diferentes regímenes fiscales en todos los Estados miembros", declaró el vicepresidente económico de la CE, Valdis Dombrovskis.

El político letón se pronunció en ese sentido durante una rueda de prensa tras una reunión de ministros de Economía y Finanzas de los Veintiocho, en la que debatieron los progresos en la negociación que se desarrolla en la OCDE para llegar a un acuerdo internacional sobre la tasa digital.

Dombrovskis recalcó que la aparición de impuestos digitales en los diferentes Estados "afectaría negativamente a la integridad del mercado único", pero dijo entender que si la solución comunitaria también se retrasa, los países "den sus pasos". "Los Estados miembros están perdiendo ingresos por impuestos reales", señaló, y añadió que las compañías digitales "de media" pagan un tercio de la factura fiscal que abonan las convencionales.

Enfrentamiento Francia-EEUU

A Francia, sin embargo, aprobar su impuesto digital le ha valido un enfrentamiento con Estados Unidos, que considera que la medida perjudica a sus empresas y ha amenazado con aranceles.

El debate en la UE llega un día antes de que el ministro de Finanzas galo, Bruno Le Maire, y el secretario del Tesoro de EEUU, Steve Mnuchin, se reúnan en el Foro de Davos dentro de las negociaciones que iniciaron hace unos días para evitar el conflicto comercial.

El Gobierno español, por su parte, "no excluye" proponer ese impuesto digital a nivel nacional, según declaró durante una rueda de prensa la vicepresidenta de Asuntos Económicos y Transformación Digital, Nadia Calviño.

Un impuesto global pactado en la OCDE

La Comisión sigue considerando que la mejor opción sería un impuesto global pactado en la OCDE porque "resolvería problemas" como los que viven Francia y Estados Unidos.

Se espera que la OCDE pueda tener para finales de enero un primer acuerdo sobre el denominado Pilar I; es decir, sobre el modo de asignar los beneficios de las empresas digitales a una jurisdicción para que pague impuestos en ella.

A partir de ahí, el plan es que para junio pueda haber un acuerdo sobre el Pilar II; es decir, sobre el nivel mínimo de impuestos que deberían pagar las multinacionales en todos los países para garantizar que no trasladan beneficios a otras jurisdicciones.

Dombrovskis reconoció que se ha visto "cierto progreso" en el primer pilar, pero admitió preocupación "por la falta de progreso" en el segundo. La UE acordó el año pasado que si para finales de 2020 no hay un acuerdo global, retomará la propuesta de una tasa comunitaria.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios