TV-Comunicación

TVE está dispuesta a pagar 38 millones por la selección

  • El presidente de RTVE excusa que esta inversión deportiva supone el 1% anual del prespuesto de la corporación

El presidente de RTVE, Leopoldo González-Echenique, defendía ayer en la comisión de control parlamentaria que la corporación pública ha pujado con 38 millones de euros por hacerse con los partidos de la selección de fútbol correspondientes a la clasificación de la próxima Eurocopa y el siguiente Mundial. Cada partido tendría un coste de 1,9 millones de euros, un precio que no están dispuestos a asumir las cadenas privadas por la imposibilidad de cubrirlos publicitariamente. En la pasada fase clasificatoria no se programó en España un encuentro de La Roja celebrado en Bielorrusia porque ningún operador estaba dispuesto a abonar 2 millones de euros por ese duelo.

Echenique rechazó la cifra de 50 millones de euros que había denunciado el consejero delegado de Mediaset, Paolo Vasile. Sin desvelar el montante concreto, el presidente de RTVE detalló que esta inversión deportiva, en caso de ganar la subasta, supondría el 1% anual del presupuesto. La corporación audiovisual, que sumó 226 millones de déficit en los dos últimos ejercicios, tiene un límite de gasto para este año de 949,7 millones de euros. Para González-Echenique la cifra con la que se opta por tener a la selección tras el Mundial es una cifra razonable y justificada. Los tribunales recientemente daban la razón sobre estos contenidos, considerándolos "servicio público" por el interés general. RTVE "juega limpio pero con responsabilidad", ha zanjado al respecto el directivo en el Congreso, recordando que lo "ilícito sería sobrepujar". En el anterior contrato la cadena pública llegaba a abonar 4 millones de euros por encuentro, en un contrato con las comercializadoras anterior a la crisis.

El máximo responsable de Prado del Rey respondió a otras cuestiones como el descenso en los gastos indirectos de la casa, que habrían pasado de 270 millones anuales a 230 millones, mientras que la programación ha pasado de costar 430 millones en 2011 a los 265 millones actuales, sobre todo gracias a la figura del patrocinio cultural. Echenique detalló ayer que cada programa de Comando Actualidad supone a las arcas públicas 1.400 euros, "una cifra irrisoria" para el prime time. Echenique alertó que con la reducción de costes las caídas de ingresos por los distintos motivos (menos ingresos de las cadenas privadas y empresas de telecomunicación, recorte en la subvención pública) podrían "imposibilitar" la gestión en un futuro.

Ante el cierre de canales el próximo 6 de mayo, el presidente de RTVE niega que vaya a ser una medida que indirectamente beneficie en audiencia a TVE. "El perfil de espectadores de estos canales no se adecúa a los de la corporación", expresó González-Echenique, ya que serían señales que sobre todo consume el segmento de población de 20 a 40 años, por lo que "no son el perfil del consumidor de RTVE".

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios