logo especial
Compartir
Logo de Facebook Logo de Twitter Logo de Whatsapp
icono menu
Volver
Primera parte
adorno

El pentagrama en la máquina de escribir

Manuel Barea
Escrito por Manuel Barea
Cita Cita

La máquina de escribir es en Dylan tan importante o más que la guitarra o la armónica

Dylan tenía que fotografiarse, ser fotografiado, ante una máquina de escribir; también fue filmado, como consta en una escena del documental Don’t look back de D. A. Pennebaker, en la que teclea en una mastodóntica máquina de escribir en una habitación apenas iluminada mientras Joan Baez canta.

De la misma manera que fue fotografiado en la intimidad con una guitarra o al piano, Dylan no pudo sustraerse a algo tan propio y tan genuino de los escritores americanos como la foto con la máquina de escribir. Es icónico. Y parece obligado. Ahí están las de Faulkner, las de Steinbeck, Hemingway o su admirado Kerouac, por citar tan sólo un póker de ases.

Ilustración Bob Dylan

Ilustración: GIORGIO MORARA VECTEEZY.COM

Porque la máquina de escribir es, en Dylan, tan importante -¿o más?- como la guitarra, el piano, la armónica...

El poeta beat Lawrence Ferlinghetti, al que Dylan invitó a su concierto en el Berkeley Community Theather en febrero de 1964 dijo de Dylan: "Sus primeras canciones eran en verdad extensos poemas surrealistas. Pensé que era una pena que se convirtiese en un cantante de folk con éxito. Podría haber llegado a ser un escritor muy interesante".

Segunda parte
adorno

Dylan es un invento de Dylan

Infundados o no los temores de Ferlinghetti, todos nos sentimos felices por lo que ha llegado a inventarse Dylan: a sí mismo. El viernes 3 de mayo, en Sevilla, quienes vayan a verlo y a escucharlo, volverán a comprobarlo. Dylan es un invento de Dylan. Seguro que asisten a la ceremonia oficiada por otro Dylan. Es el mismo. Pero no. Sobre el escenario, le gusta confundir incluso a sus fans más fanáticos, a los que alardean de su condición de especialistas en Dylan. Si se lo propone es capaz de convertir en irreconocible por el público más entendido el más tarareado de sus éxitos. ¿Pero esta cuál es?, se pregunta el respetable mientras chapotea en los meandros del concierto.

No hay figura de la cultura popular del siglo XX (y del XXI) más conocida, más imitada, más copiada, más reproducida, más reinterpretada, más investigada, más analizada y más pirateada que Dylan... ¿Y acaso no lo rodea el misterio?

Fotos de Bob Dylan Fotos de Bob Dylan Fotos de Bob Dylan
  • 1- Imagen de archivo de Bob Dylan antes de una actuación ojeando un libro.
  • 2- Cate Blanchett como sosías del Dylan de finales de los 60 durante en un fotograma de la película I'm Not There (2007) dirigida por Todd Haynes.
  • 3- Lawrence Ferlinghetti, poeta beat, periodista, traductor, editor y activista fundador de la reconocida librería The City Lights, popular por publicar Aullido de Allen Ginsberg, lo que le acarreó no pocos problemas.
Bob Dylan

Hace diez años la agente de policía Kristie Buble detuvo en Long Branch, un barrio de Nueva Jersey, a "un hombre mayor de aspecto excéntrico” después de recibir la llamada de un vecino alertando de la presencia de un tipo solitario merodeando por las calles. Iba vestido de negro, con pantalones de chándal y chubasquero con la cabeza cubierta por la capucha. Buble paró al hombre, le preguntó qué hacía y él contestó que buscaba una casa en venta. "¿Cómo se llama?", inquirió la agente. "Bob Dylan", respondió el hombre con aspecto de vagabundo. ¿Y no parece una de esas historias que narra Dylan?

Como él mismo escribe en Tarántula: "Claro que se puede enseñar a la gente a ser hermosa, pero sabes que hay una fuerza mayor que uno mismo que enseña a la gente a ser simplona".