josé ruiz muñoz. novillero

"Vuelvo porque no puedo vivir sin el toro, he nacido torero"

  • El novillero gaditano, tras cortar su temporada el año pasado, retorna en una nueva etapa que inicia con José Ibáñez como apoderado

José Ruiz Muñoz, toreando en su último tentadero antes de viajar a México. José Ruiz Muñoz, toreando en su último tentadero antes de viajar a México.

José Ruiz Muñoz, toreando en su último tentadero antes de viajar a México. / luis olmeda

El novillero gaditano José Ruiz Muñoz, quien se apartó de los ruedos la temporada pasada, retorna "con máxima ilusión" de la mano de José Ibáñez. El torero, sobrino nieto de Curro Romero, que gustó en Sevilla especialmente con el capote en su presentación, ha superado totalmente una cornada que sufrió el 11 de septiembre de 2014, por la que estuvo a punto de perder un ojo y tuvo numerosas complicaciones físicas; una de esas cornadas de las que retira a muchos del toreo. Su nuevo representante, con el que entrena, afirma que el novillero tiene "todas las cualidades para ser un torero distinto por su gusto y clase".

-José, en primer lugar, ¿le queda alguna secuela de aquella cornada?

El año pasado abandoné porque me había echado mucha carga encima y la presión me pudo"El que me comparasen con Curro Romero fue una carga. La gente iba predispuesta a ella"Después de la cornada en Sevilla, estoy loco por volver a la Maestranza. Quiero que la gente vea mi cambio"

-No. Me acuerdo cuando me dijeron los médicos que tenía una minusvalía del 50% y pensé "¿pero cómo voy a dejar yo de torear?". Con la visión tuve muchos problemas y lo último fue recuperar totalmente la pierna izquierda.

-Me comentó que esa cornada durísima le llegó pronto, pero que le hizo más fuerte ¿Continúa pensando lo mismo?

-Sí, pienso lo mismo. Me fortaleció para afrontar la vida.

-¿Le afectó más psicológica o físicamente?

-Mucho más físicamente.

-¿Por qué cortó el año pasado la temporada?

-Es que toreé tres novilladas y en plazas muy importantes. Debuté en Madrid con un corridón de toros que no sirvió y me afectó la presión, pensando que tenía de cortar orejas en Sevilla, donde tuve la mala suerte de que un novillo me dio una cornada de veinte centímetros. Pasaron dos meses y, sin estar recuperado, volví a Madrid. Dos días después de torear en Las Ventas no había llamadas para contratarme y pensé que mi carrera se había acabado. Medité qué pasaba, cuáles podían ser los fallos.

-¿Qué conclusiones extrajo?

-Me eché mucha carga encima y la presión me pudo. Hay que tener responsabilidad, pero no una presión excesiva.

-¿Qué le ha hecho volver?

-Vuelvo porque no puedo vivir sin el toro, he nacido torero. Lo hago con la ilusión por las nubes.

-Desde el primer año con picadores -2014- toreó en plazas de máximo nivel. ¿Estaba preparado suficientemente?

-La verdad es que había toreado mucho en el campo, hasta toros. No me había rodado mucho delante del público, pero las carencias técnicas las suplía con la ilusión.

-El que le comparasen con Curro Romero, ¿le benefició o perjudicó?

-Fue una carga. La gente iba predispuesta a ello y me afectó en algún momento.

-Valore su paso por Sevilla.

-He toreado cuatro tardes. La presentación fue bastante buena, una tarde preciosa y muy positiva. En la segunda estuve muy a gusto con el capote. En la tercera me faltó a mí bastante. Y en la última hice un esfuerzo, me cogió, le pegué una tanda más y lo maté bien. Pero el aficionado es el que debe juzgarme.

-¿Cómo ha surgido su apoderamiento por José Ibañez?

-Me habló de él Óscar El Millonario. Hemos encajado y me está ayudando en aspectos técnicos y aportando seguridad. También me continúa apoyando Jorge Alonso.

-¿Por qué rompió con Gonzalito?

-Le estoy muy agradecido. Me ha enseñado lo poco que sé. Fue una ruptura de mutuo acuerdo.

-Planteamiento para 2017.

-En México -hoy viajan hacía allí torero y apoderado- voy a intensificar mi preparación y cabe la posibilidad de que salgan contratos. En España torearé donde nos llamen, siempre que sea por derecho. Después de la cornada en Sevilla, estoy loco por volver a la Maestranza. Quiero que la gente vea mi cambio y mi evolución.

-¿En qué ha cambiado?

-Sobre todo tengo mayor ilusión y eso se refleja en la manera de colocarme, de gesticular, de torear con las muñecas y el pecho encajado. Estoy convencido de lo que hago y espero que mi concepto guste a la gente.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios