Diario de Sevilla Mantenemos la cita diaria en los quioscos como actividad esencial decretada por el Gobierno en la crisis del coronavirus

pepe luis vázquez. matador de toros

"Ya noto el cosquilleo por verme ante el toro y el público"

  • El diestro sevillano reaparecerá el próximo 11 de marzo en Illescas, alternando con Morante de la Puebla y José María Manzanares.

Pepe Luis Vázquez Silva, delante de la Puerta del Príncipe. Pepe Luis Vázquez Silva, delante de la Puerta del Príncipe.

Pepe Luis Vázquez Silva, delante de la Puerta del Príncipe. / archivo

Pepe Luis Vázquez Silva, torero de culto, cuyos seguidores han sido más que partidarios, auténticos fieles, retornará el próximo 11 de marzo en la plaza de toros toledana de Illescas, en un cartel redondo, en el que alternará con Morante de la Puebla y Manzanares, con toros de José Vázquez. El hijo del legendario maestro Pepe Luis se prepara estos días para un retorno que podría tener continuidad. Pepe Luis Vázquez toreó su última corrida el 8 de septiembre de 2012 en Utrera, en un festejo en el que sus partidarios le sacaron a hombros junto a Morante de la Puebla.

-Pepe Luis, ¿qué siente ante este retorno?

-Ya noto el cosquilleo por verme ante el toro y el público, y toda la responsabilidad que conlleva.

-¿Cuál es la motivación esencial?

-No he perdido el contacto con el toro. Toreo habitualmente en el campo y en festivales. Y tengo ilusión por hacer algunas cosas.

-¿En concreto?

-A los toreros se nos quedan cosas por hacer. En mi caso, se me ha quedado casi todo.

-¿Reaparición por un día?

-De momento, es una corrida puntual. Ya veremos cómo nos vemos. Si todo sale bien, quizás toree alguna más si surge algo que merezca la pena y en ese caso no diría que no. Pero no serían muchas corridas. Hablamos de dos, tres o cuatro corridas como mucho.

"Si todo sale bien y surge algo que merezca la pena, quizás toree dos, tres o cuatro corridas"

-¿Cómo nace la idea?

-La temporada pasada acompañé a Morante. Me rescató un poco. Me hizo revivir un poco. Es un torero que me gusta mucho y me despertó la ilusión de volver a torear. Me vio torear en el campo y surgió esta idea. Creía que la corrida sería más adelante, en verano. Pero Morante me dijo que, además de este gran cartel, es en una plaza nueva, cubierta, donde no molesta el viento.

-¿Ha sopesado abrir cartel a Morante en un puñado de corridas?

-Bueno, si hay posibilidad de hacerlo en alguna feria bonita, donde no haya una responsabilidad excesiva, estaría bien.

-Analíce el cartel.

-Con Morante he toreado en los noventa, tras su alternativa, algunas corridas, la última en Utrera, en 2012. José Antonio me llena completamente como torero y como aficionado. Con José Mari no he toreado ninguna corrida de toros; quizás haya coincidido en algún festival. Es un torero también con cualidades excepcionales. Son dos toreros punteros. En cuanto a la ganadería de José Vázquez -actualmente con encaste Juan Pedro Domecq- lidié en Madrid alguna cuando era de procedencia Santa Coloma y salió durísima.

"La temporada pasada acompañé a Morante... Me despertó la ilusión de volver a torear"

-¿Cómo se está preparando?

-En lo físico son 62 años y eso se nota, aunque como siempre estoy toreando en el campo me encuentro bien. Hasta ahora llevo tentaderos en las ganaderías de Zalduendo, Juan Pedro Domecq y Rocío de la Cámara, y más adelante mataré algunos toros a puerta cerrada.

-Me decía Espartaco que para estas corridas extraordinarias se preparaba incluso más que para hacer una temporada completa ¿Cómo lo ha enfocado usted?

-Pienso lo mismo. En mi caso, aunque no toreaba muchas corridas por temporada, me preparaba totalmente, incluso lo hacía como si fuera a sumar muchísimas más. Era preciso hacerlo así para estar bien. Además, cuando estás haciendo temporada y toreas en público, no necesitas esa preparación añadida.

-¿Cómo explicaría su toreo a un joven aficionado que no le ha visto?

-No sabría qué decirle. Me gustaría que me pudiesen ver bien. Pero no dependerá de mí. Me gustaría que me salga un toro apropiado para mi concepto.

-Entonces, dígame cómo es su concepto.

-Clásico y con naturalidad; siguiendo la huella de mi padre.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios