videojuegos

Análisis 'Dakar 18'

  • Competición de alto riego y sin límites en tierras sudamericanas

Basado en el popular rally organizado por Amaury Sport Organisation (A.S.O) en América del Sur, Dakar 18 debuta en PlayStation 4, Xbox One y PC con la intención de convertirse en el simulador con licencia oficial más cercano a la contraparte real de lo que quizá sea la competición off-road más extrema en la que se pueda participar a nivel profesional.

De modo que prepárate para afrontar cada uno de los 14 tramos a través de Perú, Bolivia y Argentina en el campeonato todoterreno más exigente del mundo, pilotando gran variedad de vehículos oficiales como coches, motos, camiones, quads y SxS en uno de los mundos abiertos más grandes que se hayan creado para un título de motor. En este aspecto, el simulador presume de representar fielmente los vehículos y pilotos de cada una de las cinco categorías de carreras. Vamos a ello.

La competición de motor más exigente del planetaLas etapas del Dakar son largas, agotadoras y crudas para aquellos que no estén acostumbrados a esta exigente especialidad, de manera que los jugadores que no estén iniciados en la competición no deberían esperar un título que promulgue las propuestas del mercado, ésas que buscan el acomodo del piloto poniéndole las cosas más fáciles. Dakar 18 es sinónimo de competición extrema por sus muchas similitudes con la vertiente de competición real. Y aquí se contemplan todas las variables, desde las vinculadas a la adherencia y la composición de las pistas, hasta los accidentes en ruta, la reparación de daños y algunos eventos imprevistos, elementos y circunstancias que permanecen presentes desde el principio hasta el final de cada tramo, de cada etapa, a lo que hay que sumar las conocidas dificultades de orientación que se dan en este endiablado rally.

En Dakar 18, del mismo modo que sucede en la competición real, los pilotos virtuales comparten el objetivo de encontrar y validar todos los "puntos de ruta" antes de cruzar la línea de meta en la menor cantidad de tiempo posible. Parece sencillo: cada vez que las luces del indicador izquierdo se encienden, la validación se ha realizado correctamente y, por lo tanto, es posible continuar hasta el siguiente, pero en realidad no hay una regla que nos obligue a hacerlo en una secuencia preestablecida o lineal. Además, no se requiere la validación de todos los puntos intermedios, eso sí, cuando se omiten uno o más de ellos, existen una serie de sanciones que incluso nos pueden llevar a la descalificación.

La mayoría de los puntos de ruta no son claramente visibles, como ocurre, por ejemplo, en las etapas de rally clásico; por el contrario, es posible encontrarlos a través de las coordenadas GPS proporcionadas por los organizadores. De esta manera es posible seguir la ruta de pista y solo así podremos evitar perder mucho tiempo, bañados en barro con el vehículo atrapado en medio de una duna, un lodazal o, en el peor de los casos, sin poder recuperarlo. Para evitar perdernos por estos enormes territorios, contamos con libros de ruta proporcionados por los propios pilotos al equipo de desarrollo. Estos roadbooks nos brindan toda la información necesaria para evitar eventualidades, ya que contiene todos los datos relacionados con la distancia y la PAC, que es esencialmente el ángulo exacto en el que tenemos que conducir para llegar al punto de control más cercano.

Atraviesa el desierto en coche, moto, camión, quad o SxS, tú decides

Dakar 18 nos lleva desde Perú a Bolivia a través de Argentina, a lo largo de los más de 12.000 kilómetros cuadrados donde nos esperan las catorce etapas programadas. El jugador puede decidir con qué vehículo enfrentar el tortuoso modo de carrera: coches, motocicletas, camiones, quads o SxS. Con las motos o quads, la dificultad aumenta aún más, ya que, tratándose de vehículos con un solo pasajero, perderemos las preciadas indicaciones y el propio piloto tendrá que descubrir parte de las rutas por sí mismo.

En este sentido las posibilidades de cada categoría se equilibran, pues una mayor velocidad, en este caso, se ve contrarrestada por la falta de información, mientras tanto, con respecto a la resistencia, obviamente las motos son menos seguras que los automóviles y camiones. No obstante, para afinar nuestra pericia también podemos jugarnos el pellejo en modos offline para desarrollar, además de habilidades de pilotajes, de navegación y carreras.

Tampoco nos hemos acobardado y hemos luchado como unos valientes en feroces carreras multijugador online, además de echarnos unas risas en familia con el modo en pantalla partida.

Piedras en el camino

La física, definida como realista, se muestra especialmente efectiva en lo relativo a la suspensión y las reacciones del vehículo sobre el terreno según la velocidad, tanto es así, que no siempre se produce la reacción esperada cuando se salta y se rebota, por ejemplo, en una sucesión de dunas. Lógicamente, no tener estos elementos en consideración a menudo nos llevará a sufrir daños considerables.

Por lo tanto, el sistema de daños es eficaz, sobre todo considerando la longitud de las carreras, que junto con la obligación de detenerse para reparar los elementos de los vehículos que se han roto o se han ido degradando, realmente no deja demasiado tiempo para deleitarse con los preciosos paisajes que incluye la recreación de los entornos en mundo abierto. Menos tiempo tienen los pilotos que opten por vehículos de dos ruedas, que, en caso de desviarse de la ruta, es muy posible que pierdan algún tiempo atascados, cavando bajo las ruedas para insertar útiles que eviten el derrape de los neumáticos. Con algo de suerte, puede que incluso nos encontremos con otro conductor que decida ayudarnos con un gancho.

El impacto inicial que produce el aspecto gráfico y los primeros momentos pilotando en Dakar 18, por si mismos, son capaces de estimular el interés de los jugadores más exigentes gracias a la exposición de una fórmula sin compromisos, que difícilmente se puede equiparar a otros títulos de carreras, sobre manera si lo que estamos buscando es una experiencia sincera basada en la especialidad.

Conclusiones

Hemos pasado cantidad de horas en PlayStation 4 Pro pilotando una gran variedad de clases de vehículos en trepidantes rutas, luchando por ganar un segundo entre barro, polvo, incidentes y sumergidos en reparaciones. En resumen, Dakar 18 podría considerarse como el único juego capaz de respaldar esta disciplina, los desarrolladores han optado por no seguir la tendencia de acoger a cualquier jugador entre sus filas, creando un título realmente adecuado para los seguidores incondicionales de la especialidad, sin edulcorar y sin simplificaciones.

Es una verdadera aventura, un título diferente a cualquier tipo de juego de conducción, que incluye incluso elementos de aventura. Esto permite exactamente la experiencia integral que se espera de un videojuego que realmente sale de los cánones a los que estamos acostumbrados, difícil desde las mismas dinámicas de la navegación y que rápidamente devuelve a los menos habilidosos al nivel de novato. Aquí no todos pueden brillar al mismo nivel.

Etiquetas

, , ,

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios