El Loot de Txeron

Unruly Heroes, el digno heredero de Rayman

  • Es un soplo de aire fresco para el género de plataformas en 2D tan falto de un título destacable tras la jubilación del personaje de Ubisoft

Unruly Heroes, el digno heredero de Rayman Unruly Heroes, el digno heredero de Rayman

Unruly Heroes, el digno heredero de Rayman

Acaba el 2019, un año cargado de grandísimos videojuegos y de grandes sorpresas, de títulos que han conseguido sorprendernos y descubrir nuevas formas de diversión. Uno de ellos es Unruly Heroes, un videojuego de plataformas 2D creado por un estudio novel como es Magic Design Studios que deja de serlo ipso facto si añadimos a esa presentación que son antiguos trabajadores de Ubisoft Montpellier, o lo que es lo mismo, los padres de la saga Rayman. Palabras mayores que nos ponen ya de primeras con unas altas expectativas que, tras disfrutar el juego, podemos afirmar que se colman sobradamente. Unruly Heroes es sin duda el sucesor espiritual de Rayman pero para nada un clon ya que tiene su propia personalidad y aporta multitud de mecánicas que lo hacen único.

Por eso, para esta última entrega de El Loot de Txeron, me parecía idóneo analizar este juego que tanto me divirtió en verano cuando pude disfrutarlo (fue lanzado a finales de enero) y que se convierte en una digna recomendación como regalo de Reyes para los amantes de las plataformas.

El juego nos pone en la piel de cuatro héroes mitológicos que se ven envueltos en la búsqueda de los fragmentos de un sagrado pergamino cuya misión es mantener el equilibrio del bien y el mal. Un hilo conductor basado en la literatura clásica oriental y más concretamente en la novela anónima china (que data de 1590) el ‘Viaje al Oeste’. Un épico viaje por multitud de localizaciones de la India del monje Xuanzang acompañado por tres personajes inmortales: un mono llamado Sun Wukong, el duendecillo Sha Seng y el cerdo Zho wuneng. En esta peculiar adaptación de la novela china, los cuatro héroes que manejaremos son Sanzang el sabio, el mono Wukong, el cerdo Kihong y el bruto Sandmonk.

El juego cuenta con 29 niveles y diferentes localizaciones. El juego cuenta con 29 niveles y diferentes localizaciones.

El juego cuenta con 29 niveles y diferentes localizaciones.

Un argumento, de primeras, no demasiado original pero que en cierto modo consigue tener un trasfondo épico que le permite al videojuego ofrecer un lore distinto a los arquetipos actuales en el sector y que en cierto modo se agradece.

Preciosista, minimalista y transgresor. Así podríamos definir la puesta en escena de Unruly Heroes en su apartado gráfico. Pese a ser un juego en dos dimensiones, ofrece un acabado técnico impecable. Todo lo que vemos en pantalla emana el gusto por la perfección, por el mimo, por el detalle. No hay nada que sobre. La fluidez en las transiciones de los personajes y la variedad de escenarios nos invitan a investigar hasta el último recoveco de los mismos.

Una de sus grandes virtudes es la fusión de divertidas mecánicas jugables con la posibilidad de ir alternando entre los cuatro personajes

Una calidad artística que no está reñida con las exigencias técnicas ya que el título requiere, para su versión en PC (en la que hemos analizado el juego) unos requerimientos bastante asequibles por lo que su disfrute es posible en ordenadores bastante modestos pese a la gran vistosidad y acabado que presenta el título.

Partiendo de la base de que cada uno de los cuatro jugadores tiene sus propias mecánicas y habilidades, Unruly Heroes nos adentra en una ecuación que es fácil de aprender pero difícil de controlar. Cada uno de los héroes contará con sus ventajas y desventajas teniendo en cuenta el escenario y los enemigos a los que nos enfrentemos por lo que deberemos ir cambiando de uno a otro para sortear todos los peligros que nos iremos encontrando en el camino.

Los jefes finales son una verdadera obra de arte. Los jefes finales son una verdadera obra de arte.

Los jefes finales son una verdadera obra de arte.

Los combates, pese a ofrecer algunos combos dependiendo de hacia donde dirijamos los golpes, son bastante rudimentarios y quizás son la parte más floja de esta propuesta jugable. Un leve error que se disipa con los enfrentamientos a los jefes finales que, además de requerir originales mecánicas, nos harán sudar para vencerlos llevándonos algunas veces bastante tiempo para conseguir que muerdan el polvo.

Una de las mecánicas frescas que trae bajo la manga Unruly Heroes es la posibilidad de revivir a nuestros héroes. Si uno cae, inmediatamente seguiremos la partida con el siguiente y en un breve espacio de tiempo aparecerá una pompa que deberemos golpear para revivir a nuestro héroe caído. Fórmula que disminuye en exceso la dificultad del juego aunque en algunas ocasiones ni siquiera así podremos superar a la primera los desafíos que nos presentan los diferentes niveles y nos tocará volver a comenzar en los checkpoints que se van habilitando a medida que avanzamos en los 29 extenso niveles divididos en cuatro mundos.

Los jefes finales son una maravilla. Derrotarlos nos supondrá un reto y a la vez una gran satisfacción.

También es reseñable que cada héroe cuenta con un gran poder que se irá recargando a medida que eliminemos enemigos y que, consejo mediante, deberemos utilizar frente a los jefes finales. Además, como buen heredero de Rayman, todos los niveles cuentan con cien monedas coleccionables y papiros que nos llevarán a investigar los niveles para conseguir completarlos al 100% dando así un importante plus de rejugabilidad. Con esas monedas podremos ir comprando diferentes trajes para nuestros héroes y personalizarlos a nuestro gusto y los pergaminos desbloquean ilustraciones muy bonitas del juego.

Con esta premisa, el juego tiene una duración de una decena de horas que se pueden alargar hasta las 15 ó 20 si decidimos completar todos los niveles. Su reducido precio de 20 euros está más que amortizado. Los Reyes Magos lo tienen fácil.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios