Salud

Actividades para cuidar nuestro cerebro

  • Hidratarse bien, leer y hacer nuevos amigos ayudan a mejorar la salud cerebral, y el verano es el momento propicio para ello

Tener amigos activa un mayor número de neuronas. Tener amigos activa un mayor número de neuronas.

Tener amigos activa un mayor número de neuronas. / EFE

Igual que es importante cuidar nuestro cuerpo, también es esencial cuidar nuestro cerebro para conseguir vivir con calidad y con mejores facultades. Pero conseguirlo, según señala el doctor Joan Ferri, director de NeuroRHB Servicio de Neurorrehabilitación de los Hospitales Vithas Nisa de Valencia y Sevilla "es una carrera de fondo en la que debemos tener claro qué hacer durante todo el recorrido para llegar a la meta en condiciones óptimas".

De hecho, señala Ferri, "sin darnos cuenta este verano podemos conseguir fortalecer nuestro cerebro con algunos hábitos saludables que son muy fáciles de realizar y con los que seguro que conseguiremos mejorar nuestra salud cerebral".

Disfrutar de zonas verdes

Para fomentar la oxigenación del cerebro y huir del ambiente contaminado. Concretamente, el cerebro consume un 20 % del oxígeno del cuerpo y, gracias a ello, nos brinda energía y habilidades cognitivas.

Realizar ejercicio

Especialmente, ejercicio aeróbico para ayudar a la generación de neuronas y ejercicio cardiovascular para hacer que el corazón lata más rápidamente, lo que proporcionará un mayor beneficio cerebral.

Hidratarse correctamente

Según la OMS, la ingesta de agua adecuada para cada persona ronda el litro por cada 35 kilos. La deshidratación es uno de los factores que afecta directamente a la salud cerebral, ya que la falta de agua interrumpe procesos esenciales de óptimo funcionamiento del cerebro.

Degustar la conocida dieta mediterránea

La alimentación en su conjunto es clave para el cerebro. De hecho, cada vez es más evidente la relación directa entre una buena nutrición y el desarrollo de nuestro cerebro. La clave de esta alimentación saludable, como siempre reside en nuestra variada y reconocida dieta mediterránea de frutas, verduras, legumbres, semillas, cereales enteros, frutos secos, pescados azules y grasas de calidad.

Leer

La lectura estimula la actividad cerebral y fortalece las conexiones neuronales. Además, son varios los estudios que señalan leer como un elemento clave para aumentar la reserva cognitiva.

Fuera estrés

Además, el verano es por excelencia el tiempo del relax y la tranquilad, que suelen ir unidas a las vacaciones. Por eso, desde NeuroRhb, recomiendan aprovechar esta época estival para huir del estrés, ya que según una investigación realizada por la Universidad de California en Irvine (EE.UU.) y publicada en Psychological Science, el estrés diario puede acumularse y producir a largo plazo un efecto negativo en la salud mental.

Mejor con amigos

Al igual que hay actividades de verano que dañan el cerebro como aumentar el consumo de tabaco y de alcohol o dormir menos, otras lo benefician, "está demostrado, afirma el doctor Ferri, que tener amigos modifica el funcionamiento del cerebro, ya que se activan un mayor número de neuronas y con más intensidad si estamos bien acompañados. Así que hay que fomentar nuestras relaciones sociales de una forma saludable".

Por último, desde el servicio de neurorrehabilitación de Hospitales Vithas Nisa de Valencia y Sevilla, el doctor Ferri puntualiza que lo más importante, "es tener un estilo de vida, durante todo el año, en el que se huya del sedentarismo, se fomenten las actividades que requieran un entrenamiento mental y se busquen cosas nuevas que impliquen una novedad y desafío intelectual".

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios