Vivir

Las medusas se retiran por ahora de la Costa del Sol

  • El litoral malagueño recupera la bandera verde, desde que el pasado jueves un enjambre volviera a invadir las playas

  • El mismo viento de levante que arrastró a estos invertebrados a la costa los empuja ahora de este a oeste

Algunas de las medusas que estos días han llegado a la playa de la Malagueta. Algunas de las medusas que estos días han llegado a la playa de la Malagueta.

Algunas de las medusas que estos días han llegado a la playa de la Malagueta. / javier albiñana

Por ahora, las medusas se retiran del litoral malagueño y darán una tregua a los bañistas. Desde ayer ya hay bandera verde en todas las playas de la capital y en las del litoral más oriental de la provincia, ya que poco a poco va desapareciendo el enjambre que el pasado jueves obligó a prohibir el baño en toda la costa desde Nerja hasta la ciudad. Aunque en Málaga ayer todavía era posible avistar alguno de estos invertebrados cerca de la orilla, el riesgo de picadura para las personas era bajo, dada la escasa concentración. Desde el Aula del Mar, el biólogo Jesús Bellido explicó que es el mismo viento de levante que las arrastró hasta las costas de Málaga el que ahora las está empujando de este a oeste. "Tal y como se están desarrollando los vientos, lo más normal es que continúe esta tendencia y las medusas desaparezcan por completo", aseguró este experto.

Así, ayer la situación estaba ya completamente despejada en la zona de Torrox, Nerja y Vélez-Málaga, mientras que el único punto en el que todavía se podía hablar bastante concentración de medusas era en la zona más occidental, entre Estepona y Manilva -de hecho, en algunas playas de Mijas todavía ayer había bandera amarilla-. Para hoy, se espera una situación totalmente tranquila en todo el litoral, con solo cierta presencia de medusas en la parte más occidental. "Tenemos un grupo definido que se está moviendo de este a oeste, y al no venir detrás ningún otro enjambre, podemos decir que se está aclarando el entorno", aclaró Bellido, quien es el encargado de la gestión de la aplicación móvil Infomedusas, en la que se puede consultar la evolución de las plagas y las incidencias más importantes que narran los propios usuarios. Las medusas que se han encontrado estos días en las costas es la Pelagia noctiluca -también conocida como medusa clavel-, el tipo más común en el mar Mediterráneo, que puede llegar a medir más de 20 centímetros de diámetro. Su picadura es muy molesta, aunque no resulta peligrosa.

En caso de sufrir algún daño, las recomendaciones son lavar la zona con agua marina, pero nunca con agua dulce. Tampoco es aconsejable rascar o frotar el área, de manera que para aliviar el dolor o el picor lo mejor es aplicar fío durante unos 15 minutos. Eso sí, en caso de usar hielo hay que hacerlo evitando el contacto directo con la piel. Estos pequeños invertebrados empezaron a hacer acto de presencia en toda la costa de Málaga ya a comienzos del pasado mes, cuando se recogieron unas once toneladas en apenas dos días solo en la zona de la Axarquía. También, durante el domingo 22 y el lunes 23 de julio una gran cantidad de estos invertebrados cubrieron el litoral, aunque sin llegar al elevado número de este último enjambre, que ha mantenido en alerta a los bañistas durante casi cinco días. La situación incluso obligó al Ayuntamiento de la capital a suspender la tradicional travesía a nado del Puerto, un evento deportivo que siempre precede a la Feria y que este año cumplía su 59 edición y en la que tenía previsto participar, como cada año, el alcalde de la ciudad, Francisco de la Torre.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios