Vivir

Por la formación de los pequeños emprendedores

  • El Colegio Alemán acoge un programa dirigido a alumnos de Bachillerato a través del que fomenta la cultura empresarial

Miguel García, director de la Junior Business School, durante una de las sesiones docentes. Miguel García, director de la Junior Business School, durante una de las sesiones docentes.

Miguel García, director de la Junior Business School, durante una de las sesiones docentes. / m. g.

El Colegio Alemán Alberto Durero de Sevilla ha promovido el primer programa MBA, dirigido a alumnos de bachillerato en España. Una iniciativa pionera que se ha desarrollado con carácter piloto en este centro, y que contará con continuidad en próximas ediciones. Denominado Junior Business School, el programa ha reunido a un total de 23 alumnos del centro, con edades comprendidas entre los 15 y los 16 años. Durante seis meses, estos estudiantes han llevado a cabo un programa basado en una metodología con casos reales adquiridos al Instituto Internacional San Telmo.

Los MBA son programas formativos orientados a la gestión empresarial que están dirigidos a licenciados y graduados, por lo que esta experiencia es la primera vez que se enfoca hacia estudiantes de Bachillerato. Se trata, según los promotores del MBA, de una carencia estructural del sistema educativo, donde existe poca permeabilidad en relación con el ámbito empresarial, algo que en buena medida también se extiende al nivel universitario, con una relación universidad-empresa que no es todo lo cercana que debiera. En ese sentido, este proyecto parte de la convicción de que los estudiantes cuentan con condiciones intelectuales y capacidades para asumir con mayor precocidad el talante emprendedor. Fomentar este espíritu y, al mismo tiempo, aportar unas bases básicas de cultura de empresa para acometer un emprendimiento responsable son los objetivos de este programa pionero, que se ha desarrollado a través de sesiones semanales, con la implicación de diez participantes externos, todos ellos relacionados con el mundo empresarial pero desde distintos sectores y en distintos rangos de responsabilidad.

En sesiones semanales, los alumnos aprendieron de expertos las bases del emprendimiento

Junto a sesiones basadas en el método del caso, el programa incluía asimismo visitas a empresas, con el objetivo de conocer de manera directa el funcionamiento y la realidad interna de dichas compañías.

Según Miguel García, director general de ISESA, MBA por el Instituto Internacional San Telmo y profesor de la Universidad Loyola Andalucía, la experiencia ha sido "altamente gratificante, puesto que ha permitido detectar algo que ya intuían". "Muchos jóvenes de 16 años tienen un fuerte impulso emprendedor, que lamentablemente puede perderse si no es detectado a tiempo", afirma García.

A lo largo de veinte sesiones, los alumnos han tenido acceso a contenidos básicos que se abordan en cualquier MBA. Así, el programa incluía una introducción a la administración de empresas, formación sobre contabilidad directiva y finanzas, operaciones de lean management, conocimientos sobre comercio y marketing, política de empresa, entorno legal y fiscal o internacionalización.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios