Salir al cine

Bienvenido Míster Berlanga

  • El Cicus programa un espléndido ciclo dedicado al maestro Luis García Berlanga: seis de sus mejores títulos podrán verse entre el 15 y el 24 de julio. En el Atlàntida Film Fest (Filmin) hay una nutrida representación del mejor 'otro' cine español de la temporada. The Cure llegan desde Hyde Park a la pantalla grande. 

Llega al Cicus de la mano de la Filmoteca de Andalucía un ciclo dedicado al mejor tramo de la filmografía de Luis García Berlanga: seis títulos imprescindibles para entender la España del siglo XX bajo la mirada caústica y deformante de uno de los maestros del cine español. 

Imprescindibles 'berlanguianos'

Se hace difícil encontrar herederos de la tradición berlanguiana en la actual comedia popular española, definitivamente entregada a unas fórmulas televisivas, estereotipadas, complacientes y políticamente correctas incapaces de levantar acta crítica sobre el presente y la realidad nacionales. Incluso Álex de la Iglesia, uno de los posibles continuadores de esa veta neocostumbrista, esperpéntica, grotesca y deformante, parece haber renunciado a portar con honor ese testigo para escorarse hacia la pirotecnia descontrolada o a los remedos de cintas de éxito con escasa voluntad de traducción celtibérica. 

Tal vez por eso nos parece tan necesario y saludable un ciclo como el que celebra a partir del próximo lunes 15 y hasta el miércoles 24 de julio (22:30h., entrada libre hasta completar aforo), en la programación de ‘21 Grados’ del Cicus en colaboración con una Filmoteca de Andalucía que nos da más bien pocas alegrías, una oportunidad estupenda para que el público más joven, por lo general tan cargado de prejuicios ante el cine español y su historia, descubra a uno de sus más valiosos representantes. 

Un ciclo de clásicos imprescindibles que recupera seis títulos esenciales de la filmografía de Luis García Berlanga (1921-2010) que se sitúan en su mayor parte ese espléndido tramo que va de mediados de los cincuenta a los primeros sesenta, a saber, en la transición de la comedia de corte italianizante y espíritu posneorrealista de Bienvenido Mr. Marshall (1953), Calabuch (1956) y Los jueves, milagro (1957), hacia ese corpus esencial que, en estrecha colaboración con Rafael Azcona, conforman ese díptico sublime de Plácido (1961) y El verdugo (1963), obras maestras incuestionables y quintaesencia del estilo polifónico, coreográfico y satírico del cineasta.

Algo desmembrada de este nudo gordiano queda La vaquilla (1985), que en todo caso supone una gloriosa recuperación del pulso para la tragicomedia marca de la casa, aquí a propósito de la Guerra Civil y de nuevo con un elenco glorioso de cuerpos característicos de nuestro cine.

Luis García Berlanga (Valencia, 1921 - 2010, Madrid). Luis García Berlanga (Valencia, 1921 - 2010, Madrid).

Luis García Berlanga (Valencia, 1921 - 2010, Madrid).

Nos lo recuerda Santos Zunzunegui: el mejor Berlanga se alinea en la tradición de los cineastas españoles (Neville, Fernán-Gómez, Ferreri) que huyen del realismo más elemental "por la vía de la exageración, la deformación, el humor negro y la conversión de personas en personajes [...] de los que no vacilan en acumular las referencias a las formas populares del pasado literario y dramático, con intención de dinamitar cualquier estrecha noción de realismo fotográfico, en la estela de una tradición hispánica donde también habitan el Arcipreste de Hita, Quevedo, Goya o Valle Inclán”.

La vigencia de Berlanga y lo berlanguiano (que a veces se confunden con lo azconiano) se nos antoja absoluta al tiempo que se echa muchísimo de menos en nuestro cine. Cómo no ver un poco todo el falso decorado andaluz de aquella Villar del Río en la Sevilla que ha recibido a Obama hace apenas unos meses; cómo no reconocer en las tribulaciones y el hormigueo de personajes en la pobre noche navideña de Plácido a las nuevas hordas de cuñados que nos incomodan y soliviantan entre plato de gambas y mensaje de WhatsApp; cómo no echar de menos aquella memorable saga Nacional de los Leguineche (Escopeta, Patrimonio y III) cuando asistimos en cada telediario al enésimo viaje al pasado de las fuerzas vivas y políticas que, tan bisoñas, zafias e ignorantes, rigen hoy los designios y la actualidad mediática de nuestro país. La sátira, la mirada crítica y libertaria a diestra y siniestra, el cariño por sus personajes y el magisterio de las formas han hecho de Berlanga un verdadero y añorado imprescindible.

Españoles en la Atlàntida (Film Fest)

El otro cine español tiene una nutrida representación entre las más de 100 películas que pueden verse estos días online en el estimulante 9º Atlàntida Film Fest (Filmin). Además de los ocho títulos de la retrospectiva dedicada a Andrés Duque, hasta 14 documentales, ficciones y propuestas híbridas completan un fértil panorama creativo de difícil acceso para el público más allá de festivales o iniciativas como esta: Samuel Alarcón sigue la pista del cadáver y los huesos de Goya en su estupendo documental con apuntes de fake Oscuro y lucientes, mientras que <3 (Pico 3), de María Antón, y Young and Beautiful, de Marina Lameiro, abordan la redefinición del concepto del amor y las nuevas fronteras y el ocaso de la juventud en la era digital y en tiempos de precariedad.

Plagado de referencias cinéfilas y en un blanco y negro en 16mm que remite al cine underground, Letters to Paul Morrissey, de Armand Rovira, aborda el género epistolar para contar seis historias diferentes.   

Una imagen del documental 'Qué tal Pascual', de Bárbara Brailovsky. Una imagen del documental 'Qué tal Pascual', de Bárbara Brailovsky.

Una imagen del documental 'Qué tal Pascual', de Bárbara Brailovsky.

Más combativa y memorialista es Cantares de una revolución, de Ramón Lluis Bandé, una suerte de musical político que homenajea la Revolución de Asturias de 1934 a través de canciones populares en la voz de Nacho Vegas. Idrissa, crónica de una muerte cualquiera, de Artigas y Ortega, pone el dedo en la llaga de la inmigración y los derechos humanos, y pintoresco, autoconsciente y divertido es el retrato del octogenario peluquero barcelonés Pascual Iranzo en Qué tal Pascual, de Bárbara Brailovsky. Entrialgo, de Diego Llorente, celebra la vida rural y la educación como herramientas para transformar la sociedad. 

The Cure en pantalla grande

Hace ahora un año que la mítica banda The Cure reunió a más de 50.000 espectadores en Hyde Park (Londres) para celebrar sus 40 años de carrera en un concierto. Aquel evento fue filmado por Tim Pope, colaborador habitual del grupo, y se estrena ahora en cines para alegría de los fans que no estuvieron allí mientras esperan a que la nueva gira les pase cerca: 29 canciones y un gran espectáculo de luz y sonido para algo parecido a una comunión y una catarsis colectiva.  

Etiquetas

,