Vivir

Destinos enoturísticos

  • Muchos son los que ya planifican sus escapadas de cara a las vacaciones 2018

  • ¿Por qué no pensar en el enoturismo como opción?

Hotel Marqués de Riscal-Luxury Collection Hotel, en La Rioja. Hotel Marqués de Riscal-Luxury Collection Hotel, en La Rioja.

Hotel Marqués de Riscal-Luxury Collection Hotel, en La Rioja. / m. g.

España es uno de los grandes productores mundiales de vino: el primer país del mundo en cuanto a superficie plantada y el tercero, después de Italia y Francia, en cuanto a producción (37,8 millones de hectolitros en 2016, últimos datos interanuales conocidos). No es de extrañar, por tanto, que el enoturismo, una modalidad de turismo basada en el desplazamiento a entornos vinícolas con el propósito de conocer, disfrutar y compartir experiencias en torno a la cultura del vino, haya experimentado un notable auge en los últimos años. La oferta existente en España es muy extensa y diversa y cubre diferentes regiones de nuestro territorio. Todas tienen en común su ubicación en entornos rurales y el disfrute, como hilo conductor, de la pasión por el vino: visitas a bodegas, hoteles y otros alojamientos relacionados con el mundo del vino, vinotecas, restaurantes donde el maridaje entre vino y cocina de calidad son los protagonistas, museos del vino, centros culturales dedicados a la cultura vinícola, centros de vinoterapia, empresas y organismos que preparan rutas de turismo del vino…

Según la Asociación de Ciudades Españolas del Vino (Acevin), el enoturismo sumó 2,7 millones de visitantes, 471.469 más que en el año anterior, datos que ratifican la buena salud del turismo del vino. El precio medio de la visita estándar a bodegas (visita guiada y degustación) es de 7,79 euros y el gasto medio por visitante a bodega (en tienda, excluyendo el precio de entrada) es de 16,87 euros. En el caso de los museos del vino, el precio medio de la visita estándar es de 3,71 euros y el gasto medio por visitante a museos es de 3,76 euros. A estos datos habría que sumar los de alojamientos, restaurantes, comercios o empresas de actividades que también forman parte de las Rutas del Vino. Así, teniendo en cuenta estos datos, la cifra supone un aumento 5,2 millones de euros con respecto al año anterior.

De nuevo, las dos rutas que encabezan la lista son las Rutas del Vino y Brandy del Marco de Jerez y la Ruta del Vino y el Cava del Penedès-Enoturisme Penedès. Los siguientes puestos siguen ocupados por las rutas de Ribera del Duero, Rioja Alta, Rioja Alavesa, Empordà y Rías Baixas. En cuanto a la distribución temporal a lo largo del año, otoño y primavera vuelven a ser las temporadas preferidas para realizar enoturismo.

Hay varias web donde encontrar información de rutas y bodegas, museos, etc. que se pueden visitar, así como alojamientos o restaurantes, como www.viajerosdelvino.com o www.wineroutesofspain.com, pero aquí van tres recomendaciones personales para tres tipos de enoturista:

El Complejo enoturístico Finca La Estacada, situado en Tarancón (Cuenca), tiene su origen en una antigua finca de labor, propiedad de los descendientes de la reina María Cristina, viuda de Fernando VII, que fue adquirida por los actuales propietarios, la familia Cantarero Rodríguez, a mediados del siglo XX. Toma su nombre de la propia parcela en la que se sitúa, denominada La Estacada, nombre de origen romano, al situarse aquí la calzada que unía Segóbriga con Completum (actual Álcala de Henares), tal y como lo demuestran los miliarios encontrados, cuya replica se puede ver en la propia bodega. Este complejo cuenta con un restaurante galardonado con la Q de Calidad Turística, un hotel de 4 estrellas con 25 habitaciones desde las que se pueden ver los viñedos de la bodega, y un spa de vinoterapia, en el que disfrutar del vino con todos los sentidos.

El Hotel Marqués de Riscal- Luxury Collection Hotel, en Elciego (La Rioja): Desde que se inauguró en 2006, esta obra maestra creada por Frank Gehry para albergar el Hotel Marqués de Riscal se ha convertido en un codiciado y lujoso refugio contemporáneo. Diseño, arte, gastronomía, vino y paisaje exuberante conviven para ofrecer una estancia inolvidable en la Ciudad del Vino. Las paredes inclinadas, las ventanas en zigzag, los altísimos techos y la multitud de detalles especialmente diseñados que presentan sus 43 habitaciones y suites crean la impresión de que nos alojamos en una obra de arte. El hotel cuenta con Spa Vinothérapie Caudalie, un espacio ideal para relajarse y para disfrutar de las propiedades nutritivas de salud y belleza de la uva. Rodeado por las incomparables vistas a los viñedos de Marqués de Riscal, este espacio paradisiaco de 1.400 metros cuadrados promueve el rejuvenecimiento del cuerpo y la mente. Vinoterapeutas especializados, formados en la región vinícola por excelencia, Burdeos, emplean tratamientos basados en la esencia de la uva, para limpiar, suavizar y revitalizar la piel. Un baño en barrica permite al huésped sumergirse en una mezcla burbujeante de hollejo de uva. El spa ofrece una amplia variedad de tratamientos y terapias.

El Cavino de Santiago: El camino con denominación de origen. Un emocionante viaje al pasado regado con los mejores vinos. Una invitación a paladear la tradición, la calidad y la esencia de siglos de historia. Un singular recorrido por el Camino de Santiago visitando cinco bodegas con Denominación de Origen: Rioja, Ribera de Duero, Toro, Bierzo y Ribeira Sacra. Una oportunidad perfecta para olvidarse del mundo y saborear un Camino de Santiago diferente, sorprendente y único. Si quiere aprender, experimentar, descubrir y conocer el universo que rodea a nuestros mejores vinos, su camino es éste.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios