Vivir

'El Oro de Klimt' abre sus puertas en el Pabellón de la Navegación

'El oro de Klimt' en el Pabellón de la Navegación / Juan Carlos Vázquez

El Oro de Klimt abre por primera vez sus puertas, en el Pabellón de la Navegación de Sevilla, para dar vida a uno de los besos más famosos de la historia del arte. Desde este jueves, 10 de octubre, y hasta el 15 de diciembre el Pabellón de la Navegación acoge el estreno absoluto de esta exposición multimedia e inmersiva que combina imagen, sonido, luz e incluso aroma para crear una experiencia única e inolvidable.

Entre las obras de Klimt, en versión multimedia, que aquí pueden apreciarse están: Judith, Serpientes de Agua o El Beso, entre otras muchas.

Nomad Art, representante en exclusiva en España de la exitosa exposición Van Gogh Alive, cuya gira acumula hasta ahora casi medio millón de visitas en nuestro país, ha inaugurado esta mañana la muestra acompañada de Antonio Muñoz, teniente de alcalde y delegado del Área de Hábitat Urbano, Cultura y Turismo, y Susana Cayuelas, delegada territorial de Fomento, Infraestructuras, Ordenación del Territorio, Cultura y Patrimonio Histórico en Sevilla.

El Oro de Klimt da un nuevo salto tecnológico al extender el espectáculo multimedia a todas las superficies de la sala de exposiciones e incorporar piezas musicales y esencias aromáticas cuidadosamente seleccionadas para cada capítulo de este extraordinario relato multimedia que se convertirá en una experiencia sensorial única.

'El Oro de Klimt' puede visitarse hasta el 15 de dicembre. 'El Oro de Klimt' puede visitarse hasta el 15 de dicembre.

'El Oro de Klimt' puede visitarse hasta el 15 de dicembre. / Juan Carlos Vázquez

Entradas limitadas a 'El Oro de Klimt'

"Con esta exposición queremos acercar al gran público el universo de un creador sublime, cuyo arte está lleno de sensualidad y elegancia, especialmente en su época dorada", señala Cristina Ortega, representante de Nomad Art.

Las entradas son limitadas y ya pueden adquirirse en www.elorodeklimt.es y en la taquilla del Pabellón de la Navegación.

Paneles explicativos con la obra de Klimt. Paneles explicativos con la obra de Klimt.

Paneles explicativos con la obra de Klimt. / Juan Carlos Vázquez

Un estudiado juego de luces, miles de imágenes en movimiento a gran escala proyectadas en una veintena de pantallas gigantes y una exquisita selección musical hacen que la obra del pintor austríaco salga del lienzo en El Oro de Klimt, permitiendo al visitante explorar sus célebres retratos, paisajes y sus espectaculares frisos cubiertos de oro, plata y teselas en una auténtica explosión de color.

La evocadora esencia creada en exclusiva para la exposición es la encargada de establecer un vínculo emocional entre el aroma y la inspiración del artista, que envolverá al público en un sinfín de sensaciones.

Efectos visuales inundan la sala. Efectos visuales inundan la sala.

Efectos visuales inundan la sala. / Juan Carlos Vázquez

La mujer tiene un papel especial, tal y como lo tuvo en la vida de Gustav Klimt, con un espacio exclusivo para dar a conocer las musas que inspiraron al artista.

La exposición acerca al gran público la vida y obra del pintor, a través de nueve capítulos narrados entre salas informativas, elementos interactivos, espacios expositivos y una singular illusion room que extienden aún más la experiencia inmersiva de El Oro de Klimt. Todo ello con una visión didáctica y una especial atención a los más pequeños, que contarán con una zona exclusiva para que dejen volar su sensibilidad artística.

El tema de la mujer esta muy presente en la obra de Klimt. El tema de la mujer esta muy presente en la obra de Klimt.

El tema de la mujer esta muy presente en la obra de Klimt. / Juan Carlos Vázquez

Historia de Klimt

Considerado por la historia del arte como el mayor exponente del modernismo y simbolismo que se desarrolla en la ciudad de Viena poco antes de 1900, Gustav Klimt nació el 14 de julio de 1862 en Baumgartem (Austria) en el seno de una familia humilde.

Su pintura es extremadamente ornamental gracias, en parte, a la educación artística recibida y a la influencia de su padre. En ella abunda el oro propio del arte bizantino, las corrientes del Oriente antiguo y nuevo, los ornamentos geométricos o el erotismo y la sensualidad del prerrafaelismo italiano e inglés.

Asistentes a la inauguración de la exposición 'El Oro de Klimt', en el Pabellón de la Navegación. Asistentes a la inauguración de la exposición 'El Oro de Klimt', en el Pabellón de la Navegación.

Asistentes a la inauguración de la exposición 'El Oro de Klimt', en el Pabellón de la Navegación. / Juan Carlos Vázquez

Las obras de Klimt suponen una auténtica delicia para los ojos: seducen, inquietan y paralizan, despertando en el público todo tipo de emociones escondidas. Se trata de un arte en constante choque entre el dinamismo de los mundos interiores y los acontecimientos exteriores acaecidos durante su elaboración. Es arte, artesanía, ornamentación llevados de la mano de la delicadeza y sensualidad de uno de los mejores artistas de la vanguardia europea.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios