Vivir

Farmacias para prevenir

  • Hasta siete programas relacionados con la salud se realizan desde las boticas sevillanas

En la época del Doctor Google y de los productos milagro la farmacia sigue siendo el primer lugar donde las personas buscan una solución rápida para su dolencia si esta es más o menos leve. Catarros, pequeñas heridas o dolores de muelas tienen su primera cura en las boticas. A esto se añaden la resolución de dudas sobre medicamentos o consultas en nutrición e incluso cosmética.

Las farmacias de Sevilla han puesto en marcha varios servicios profesionales sanitarios para adecuarse a las necesidades reales de la población, más allá del medicamento, que se completarán con varios más a comienzos del próximo años. La confianza que las personas que acuden a la botica depositan en ellos es una constante en las relaciones entre los farmacéuticos y sus pacientes. Esto tiene aún más incidencia en los entornos rurales, sobre todo en los municipios con menor densidad de población, donde muchas veces es el único personal sanitario que permanece por las tardes y festivos en la localidad.

La vicesecretaria del Colegio de Farmacéuticos de Sevilla, Isabel de Andrés, indica que esta adaptación a las necesidades de los usuarios ha acercado las boticas a los ciudadanos. "Hemos visto que el programa de consejos nutricionales ha tenido mucho éxito y por eso decidimos poner en marcha para este curso el de deporte saludable".

En las farmacias sevillanas ya hay instalados servicios pioneros que las han convertido en referentes de las boticas españolas como el sistema personalizado de dosificación de medicamentos o los consejos integrales de dermofarmacia, nutrición, autocuidado para pacientes diabéticos o el de monitorización ambulatoria de la presión arterial, conocido como MAPAfarma. En definitiva, se trata de actuar sobre la población sana en una labor preventiva que permita a las personas mejorar su calidad de vida y su salud.

De hecho, el Colegio de Farmacéuticos de Sevilla ha puesto en marcha durante este año una cartera de servicios en colaboración con la distribuidora Cecofar que continuará en 2017. Una iniciativa de la que se han podido beneficiar usuarios con consultas de dermofarmacia, salud y bienestar, nutrición, cuida tu corazón (diabetes) o mundo infantil.

Uno de los que más ha llamado la atención de los usuarios es el de dermofarmacia, que permite ofrecer consejos tanto en cuidado corporal como capilar, a los que se unen consultas sobre alteraciones dermatológicas como el acné o sobre el cambio de las características de la piel en situaciones especiales como un embarazo o una estancia prolongada en la cama. Se trata de hacer un seguimiento al paciente para buscar la solución a su inquietud que se adecue a cada momento.

Algunos de estos programas puestos en marcha en el curso anterior han evolucionado según las necesidades, como ocurre con el de salud y bienestar, que fue el esbozo del dedicado al deporte.

En una continua toma de pulso a las necesidades de los pacientes y usuarios, una de las novedades de este final de 2016 y comienzos de 2017 será la adaptación del programa Cuida tu corazón a aquellos que quieran dejar de fumar. En este sentido, indican que abandonar el tabaco en el ámbito de la botica es diez veces más efectivo que utilizar otro método.

Asimismo, el Colegio de Farmacéuticos ha querido prestar una especial atención al asesoramiento para los pacientes que tengan tratamiento oncológico, con un programa específico que se pondrá en marcha a finales de este año o principios de 2017.

En cualquier caso no se trata sólo de una apuesta desde el colegio por ofrecer el mejor servicio a pacientes y usuarios. El Colegio de Farmacéuticos de Sevilla dispone de un blog (que ha acumulado más de 50.000 visitas en seis meses de funcionamiento) y su canal de Youtube con consejos saludables y más de 550.000 visualizaciones en tres años.

Isabel de Andrés explica que desde esta institución se le facilita al personal de las farmacias la formación necesaria para atender las peticiones de los usuarios con la seguridad de que están certificados por la Agencia de Calidad. Asimismo, "se utilizan unos protocolos estandarizados que aportan seguridad tanto a los pacientes como a los propios farmacéuticos", asegura la vicesecretaria del Colegio.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios