Vivir

El 'mapping' de la Navidad brilla con Murillo en el Casino de la Exposición

  • Gran aceptación del público en los primeros pases del espectáculo proyectado hace unos meses en la Torre Don Fadrique

El 'mapping' del Casino.

Si sorprendió hace varios meses en la Torre de Don Fadrique, el espectáculo Los niños de Murillo en la fachada del Casino de la Exposición no luce menos. La Navidad en Sevilla, desde hace unos años, no se entiende sin un mapping en la calle, y en los primeros pases de este viernes, de un cuarto de hora de duración, así lo ha demostrado la ovación final de los asistentes al show. Un público más escaso que el que se concentraba en la Plaza de San Francisco pero que generosamente ha acudido al estreno junto al parque.

La adaptación que La Imperdible ha realizado de Los Niños de Murillo, exhibido en el Espacio Santa Clara dentro de la programación de Artes Escénicas del Año Murillo, ha resultado ser un éxito en su nueva ubicación, sobre todo, ante la poca esperanza que algunos tenían en ver esta Navidad un mapping navideño. "No es exactamente navideño, pero sí un homenaje a un gran pintor sevillano y un ejemplo para nuestros hijos", ha comentado Enrique Gutiérrez durante la espera.

Horarios y características del 'mapping' de Murillo

Este mapping sobre la obra de Murillo, obra de José María Roca, cuenta en sus proyecciones con los elementos más reconocidos del célebre pintor sevillano, y contará con tres sesiones al día durante diez jornadas, que proseguirán los días  22, 23, 26, 27, 28, 29 y 30 de diciembre, y los días 2 y 3 de enero. Las sesiones se producirán cada uno de esos días a las 19:30, 20:00 y 20:30 y serán gratuitas.

El espectáculo viene nuevamente de la mano de Producciones Imperdibles, que ha hecho una adaptación del mismo al Casino de la Exposición, un lugar en el que los más pequeños se pueden acercar de una forma artística y visual a la figura de Murillo. A la plasticidad y las luces de la pintura de Murillo se le une en este espectáculo el movimiento y la acción que desprenden unos niños "casi retratados" en actitudes propias de la infancia, despreocupados y alegres.

Esta visión hace imaginarse a esos personajes creando juegos y coreografías relacionadas con las actividades que se desarrollan en los cuadros. En el afán por jugar con ellos, estos "Niños de Murillo" trepan por los muros del Casino de la Exposición, asomándose a sus ventanas, escondiéndose entre sus piedras o jugando con sus tamaños, siendo un juego visual centrado en sus propias figuras y movimientos, proyectándolos sobre las paredes de este espacio patrimonial sevillano.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios