Vivir

'Me llamo Gennet', la película de la primera sordociega licenciada de Europa

  • Este domingo, de la mano de Fundación Telefónica, se preestrena en Nervión Plaza el filme basado en la historia real de una joven etíope que, tras ser adoptada, ha logrado superarse y, en la actualidad, trabaja en Sevilla 

Gennet Corcuera tiene 38 años, vive en Sevilla, es licenciada en Educación Especial y es sordociega. Nunca ha visto una película pero es la protagonista de una que, además, lleva su nombre, Me llamo Gennet. Se preestrena este domingo (12:00), de la mano de Fundación Telefónica, en Nervión Plaza

El director de la cinta, Miguel Ángel Tobías, y la protagonista, Gennet Corcuera, asistirán al estreno en Sevilla de este filme basado en la historia real de Gennet. Rodado en España y Etiopía, está protagonizado por la propia Gennet Corcuera, Miriam Díaz-Aroca, Ángela Molina, Miki Molina, Zewdu W. Mariam y el director Miguel Ángel Tobías, y cuenta con la participación de RTVE y la colaboración de Fundación Telefónica y Fundación Historias Que Deben Ser Contadas.

Con 2 años, Gennet contrajo una infección en su país natal, Etiopía, que le provocó la pérdida de la vista y la audición. Una discapacidad que no le ha impedido ser la primera sordociega en lograr un título universitario en Europa.

Un historia llena de heroicidades digna de Oscar

Cuando Gennet habla de su pasado y su país natal, lo hace con franqueza: "Recuerdo con cariño a mi padre, mi madre y mis dos hermanos; pero especialmente me sentía más unida a mi padre. Recuerdo mi país, Etiopía, con abundante pobreza, escasez de agua y mucha hambre. Recuerdo también la difícil comunicación con mi familia, porque cuando nací, veía y oía bien, pero a los dos años de edad, tuve una gran infección que me afectó a la vista y el oído".

Uno de los fotogramas de la película 'Me llamo Gennet'. Uno de los fotogramas de la película 'Me llamo Gennet'.

Uno de los fotogramas de la película 'Me llamo Gennet'. / M. G.

Esta afección marcó su vida y su destino: "Un día, recuerdo montarme sola con mi madre en una camioneta. Llegado a un punto, nos bajamos y me dejó sola, sentada en la calle. Desapareció, no la volví a ver. Transcurridas unas cuantas horas, me recogió mi padre, y pasamos lo que para mí fueron como unas vacaciones juntos, viajando siempre juntos. Pero al cabo de poco tiempo me dejó en un orfanato fundado por la Madre Teresa de Calcuta", detalla Gennet antes de contar cómo su suerte cambió. 

El camino no fue fácil para Gennet, pero la llegada de Carmen Corcuera a su vida, cuando habitaba en el orfanato, fue su salvación. "Carmen, que trabajaba en la embajada con su marido, llegó como voluntaria al orfanato. Durante tres años, estuvo conmigo todos los días", recuerda Gennet, que fue adoptada por Carmen.

Cuando llegó a España, su estado de salud era muy débil y estuvo ingresada tres meses en el hospital. "Mi madre luchó por mí llevándome a varios médicos y haciéndome muchas pruebas. Poco a poco, fui mejorando. Hasta 3 años después no estuve sana completamente".

La superación en los estudios y el trabajo

Gennet con el director Miguel Ángel Tobías. Gennet con el director Miguel Ángel Tobías.

Gennet con el director Miguel Ángel Tobías. / M. G.

Pilar Gómez, del colegio Antonio Vicente Mosquete de la ONCE, donde llegó con 8 años, fue quien le enseñó a comunicarse a través del alfabeto dactilológico, la lengua de signos, y la lengua oral. También le enseñó a escribir y a leer en braille. "Ella intentó calmar el temperamento que yo tenía. Me enseñó las normas de comportamiento en público. Fui adaptándome a ese nuevo proceso de socialización. No fue fácil", explica Gennet.

En su paso al instituto, todo volvió a complicarse, pues era la única alumna sordociega, pero los alumnos del centro hicieron un esfuerzo por comunicarse con ella, aprendiendo nociones del alfabeto dactilológico y, desde entonces, todo fue más sencillo.

De la Universidad, donde optó por estudiar Educación Especial, recuerda a sus mediadores y el reto de poder afrontar tantas asignaturas que, finalmente, aprobó en seis años. Justo cuando estaba a punto de finalizar la carrera, sus ánimos decayeron porque su madre enfermó de alzhéimer, pero no se rindió: "Soy licenciada en Educación Especial gracias a la fuerza y al apoyo de mi madre". 

"Hoy, trabajo en el Centro Santa Ángela de la Cruz. Se trata del único centro residencial especializado en sordoceguera que hay en España. Preparo actividades especialmente indicadas para personas sordociegas, y los materiales que necesito para cada actividad. Por ejemplo, una parte de mi trabajo es ayudar a personas sordas que están perdiendo también la visión, enseñándoles braille y a comunicarse en lengua de signos", describe con pasión la que es su tarea diaria en Sevilla.

De profesora a actriz y protagonista de su historia

Durante la grabación, la asistente de Gennet traduce las indicaciones del director a Gennet. Durante la grabación, la asistente de Gennet traduce las indicaciones del director a Gennet.

Durante la grabación, la asistente de Gennet traduce las indicaciones del director a Gennet. / M. G.

 

De representar algunas obras de teatro en el colegio, Gennet Corcuera ha pasado a protagonizar la película que cuenta la historia de su vida. "Gracias a la película, he conocido a actrices muy importantes como Ángela Molina, que interpreta a mi primera profesora cuando llegué a España, Pilar Gómez, y a Miriam Díaz-Aroca, que hace de mi madre, Carmen Corcuera. Lo mejor es que ellas han aprendido un poco de lengua de signos para comunicarse conmigo en las escenas. Y también en el rodaje he podido regresar a Etiopía, mi país de origen. Lo he disfrutado mucho".

Gracias a Tamara, su asistente personal, podía comunicarse con el director y actuar según lo requerido. "Nunca he visto una película, pero he aprendido cómo se hace. He tocado la cámara y todos los elementos de grabación que yo no conocía y ni sabía qué forma tenían", cuenta orgullosa de saber que este filme servirá para mucho más que ver la historia de su vida: "Viendo la película, la sociedad va a comprender lo que significa ser una persona sordociega, que necesitamos recursos y apoyos especiales y que nos pasan las mismas cosas que al resto: nos enamoramos, reímos, lloramos, nos enfadamos, nos divertimos y hasta nos aburrimos...".

Un homenaje a Carmen, su madre

"Todo lo que he logrado en mi vida ha sido gracias a mi madre, y por eso Me llamo Gennet va a ser un homenaje a ella y a todas las madres del mundo. Esa es la idea que le transmití a Miguel Ángel Tobías y creo que lo ha sabido plasmar muy bien en la película", concluye Gennet.

Por su parte, el director de la película percibió este homenaje desde el principio: "En 2012 conocí la historia de Gennet a través de los periódicos, cuando se convirtió en la primera persona sordociega que había logrado un título universitario en Europa... A ella la conocí a través de una amiga en común. El día que nos vimos por primera vez hacía un mes que su madre había fallecido. Cuando le planteé la idea de hacer una película que contara su historia, le pedí que, por favor, se lo pensara. En ese mismo instante, Gennet me dijo que aceptaba sin necesidad de pensárselo".

El director y productor Miguel Ángel Tobías es productor, director, guionista y actor. Creador de Españoles en el mundo, que produce, dirige y presenta en su primera etapa (2003-2004), con su productora ACCA MEDIA, y su particular estilo, Tobías lleva 15 años recorriendo el mundo con sus cámaras, mostrando experiencias, contando historias de vida a través de sus programas, series documentales y documentales de cine.

Ángela Molina en el papel de profesora de Gennet. Ángela Molina en el papel de profesora de Gennet.

Ángela Molina en el papel de profesora de Gennet. / M. G.

Una película con fines solidarios

El filme, que supone la primera incursión del cineasta Miguel Ángel Tobías en el terreno de la ficción tras una larga trayectoria en el cine documental social y comprometido, se estrena en salas el próximo 5 de abril.

El 10% de los beneficios de la película irán destinados a la Federación deAsociaciones de Personas Sordociegas de España (Fasocide). Además, habrá un pase solidario en más de 100 salas el día 4 de abril en el que se donará el 100% de la recaudación.

En palabras de Carmen Morenés, directora general de la Fundación Telefónica: "Me llamo Gennet es una historia emocionante sobre solidaridad, afán de superación, y visibilidad de la discapacidad que pone cara al colectivo de los sordociegos, que son 100.000 en España, todos ellos valores que compartimos en Fundación Telefónica, por ello decidimos subirnos a la producción y difusión de este filme".

Fundación Telefónica por la inclusión social

Fundación Telefónica trabaja desde 1998 para ser catalizador de la inclusión social en la era digital, movilizando a otros agentes sociales, para sumar fuerzas e impulsar la transformación. Con esta visión busca mejorar las oportunidades de desarrollo de las personas, a través de proyectos educativos, sociales y culturales.

Trabaja en 4 líneas estratégicas: Educación, apostando por su calidad como vehículo de transformación social, explorando, inspirando y transformando los modelos de enseñanza para acabar con la brecha educativa; Empleabilidad, ayudando a los jóvenes a encontrar oportunidades laborales y formarse en los perfiles tecnológicos más demandados; Cultura Digital, creando y compartiendo el conocimiento cultural y tecnológico a través de distintas iniciativas relacionadas con la ciencia, la innovación, el arte y el aprendizaje STEAM; y Voluntariado Corporativo, movilizando a través de Voluntarios Telefónica a nuestros empleados, presentes en 32 países.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios