Vivir

Mitos y claves para conseguir dejar de fumar

  • Tener en mente siempre por qué se dejó el tabaco, dedicar tiempo a otras actividades o acudir a profesionales evitan la recaída

A las 24 horas de dejar de fumar, la tensión arterial baja hasta los valores normales. A las 24 horas de dejar de fumar, la tensión arterial baja hasta los valores normales.

A las 24 horas de dejar de fumar, la tensión arterial baja hasta los valores normales. / d. s.

Actualmente, el 28% de los de españoles son fumadores, un dato que se sitúa por encima de la media de la Unión Europea (26%). Y aunque la edad media en la que se comienza a fumar es a los 13,9 años, el 33% de los fumadores españoles se encuentran entre los 25 y los 50 años. Por ello, un año más, la OMS celebra el Día sin Tabaco, bajo el lema El tabaco rompe corazones.

Desde iSalud.com, comparador de seguros médicos líder de España, quieren aprovechar esta fecha para recordar que dejar de fumar es posible y ofrecer algunas pautas para que cualquier persona consiga hacerlo de forma definitiva y recuperar, así, un estado de salud óptimo.

Si ya hemos dado el primer paso y hemos decidido abandonar el hábito de fumar, desde iSalud.com aseguran que podemos optar por varios tratamientos que nos ayudará a lograr que el abandono del cigarrillo sea definitivo. Por un lado, están los tratamientos de terapia sustitutiva con nicotina como chicles, parches o pastillas que ayudan a minimizar los efectos del síndrome de abstinencia; y, por otro, los farmacológicos sin nicotina, como el Bupropión y la Vareniclina, que deben ser recetados por un médico. Además, la tecnología también ofrece alternativas a estos tratamientos. Se pueden encontrar diferentes apps que tienen como objetivo ayudar a dejar de fumar como: Stop Tabaco, QuitNow!, Smoking Time Machine, Dejar de Fumar Poco a Poco, Kwit o Respirapp.

La directora médica Judit Calpe afirma que abandonar el tabaco tiene beneficios inmediatos para la salud: "A las 24 horas, la tensión arterial baja hasta valores normales y la frecuencia cardiaca se normaliza; por tanto, la probabilidad de sufrir un infarto disminuye. A los cinco días, la nicotina ya se ha eliminado del organismo y los sentidos del gusto y el olfato se van recuperando gradualmente". A los tres meses, mejora la circulación sanguínea y aumenta la función pulmonar del ex fumador y a los nueve meses, disminuyen la tos y la dificultad para respirar. Un año después de dejar de fumar, el riesgo de sufrir un infarto es un 50% inferior al de un fumador.

A pesar de que los beneficios para la salud, siguen existiendo muchos mitos asociados al abandono del cigarrillo. "Uno de los más extendidos es que dejar de fumar engorda", afirma la doctora Calpe. "No podemos negar que se tiende a engordar, especialmente en las primeras fases, debido a la ansiedad y el estrés por el que se pasa al dejar de fumar, pero esto se puede evitar simplemente aumentando la actividad física, cuidando la dieta y combatiendo la ansiedad", continúa la doctora.

Para evitar la tentación de volver a encender un cigarro, la directora médica recuerda que se debe tener siempre en mente por qué se ha decidido dejar de fumar. Es importante hacer una lista con lo positivo de dejar de fumar, y recurrir a ella cuando se tenga la tentación de recaer; dedicar tiempo a ciertas actividades, como hacer ejercicio o pasar tiempo con los amigos o familiares. Esto hará que se esté más distraído y se eviten situaciones que pueden llevar a pensar en el tabaco; confiar en profesionales especializados. En caso de necesitarlo, un equipo médico puede ser la ayuda perfecta para evitar recaídas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios