Vivir

Salir a internet: Un guardaespaldas digital

  • La formación a todos los niveles es esencial para evitar abusos y fraudes en la red.

El cine y la literatura llevan años alimentando mitos y realidades en torno a los hackers o piratas informáticos y al poder que tienen. Más allá de la ficción, la realidad es que la revolución tecnológica no sólo ha mejorado la calidad de vida de los ciudadanos sino que también los expone a nuevos riesgos relacionados con su seguridad digital. La empresa sevillana Quantika 14 se ha especializado en este sector, que avanza a pasos agigantados pero no siempre al ritmo que lo hacen los ciberdelincuentes.

Jorge Websec tiene sólo 18 años y es, junto a las abogadas Amparo Díaz Ramos y Fabiola Castellanos, uno de los socios fundadores de esta empresa que nació oficialmente a finales del pasado año 2012. "Autodidacta, curioso y un apasionado de la informática", el joven sevillano lleva desde los 8 años pegado a un ordenador pero aún, confiesa encantado, "me queda mucho que aprender". En Quantika 14 que ofrece, entre otros, servicios de auditoría, consultoría, desarrollo de software, verificación de correos electrónicos y otras pruebas judiciales y análisis personalizados de seguridad, él se encarga de la parte técnica y también de la formación. "Lo que me gustaría conseguir es que en el futuro la sociedad fuera más responsable con sus datos", explica.

Porque si algo diferencia a la empresa con respecto a las demás es su interés por la seguridad, una cuestión que traspasa lo meramente empresarial y que con el desarrollo de la tecnología para uso social ha convertido a cualquier usuario en una posible víctima. "Las grandes empresas están más concienciadas -que no más seguras", explica Jorge, "pero a los ciberdelincuentes también les interesan nuestros equipos porque si van a delinquir no van a hacerlo desde el suyo".

Contratar un servicio de seguridad informática, explican desde Quantika 14, no tiene un precio demasiado elevado pero de nada sirve si los usuarios no respetan una serie de hábitos. Así, no abrir nunca un enlace de una persona que no conocemos o poner una contraseña segura son pautas más o menos extendidas entre la mayoría. Otras, por contra, son menos populares e ignorarlas supone dejar una puerta abierta a posibles ataques. Es el caso de las descargas en sitios no oficiales o la no actualización de aplicaciones tan comunes como el explorador.

En este sentido, explica Jorge Websec, "las redes sociales han abierto un nuevo campo para los ciberdelincuentes". La facilidad para suplantar una identidad es uno de los grandes problemas a los que se enfrenta el ciudadano y, por extensión, las empresas de seguridad. Hoy día, continúa, "la tecnología está tan al alcance de todos que cualquiera puede convertirse en un ciberdelincuente". También la generalización de smartphones es otro reto para la seguridad. "Hoy día, si nos roban nuestro móvil tienen acceso a todo nuestro cibermundo ya que en el teléfono es normal tener el acceso a cuentas bancarias, tarjetas de crédito e incluso nuestro equipo personal o de la empresa a través de la nube", dice el empresario.

Además de los fraudes on line que se han popularizado en los últimos años -es el caso del fishing con el que el cliente es redireccionado sin saberlo a otro dominio-, la seguridad informática se ha abierto terreno también en el campo de la violencia machista. La especialización de Amparo en este tipo de casos ha hecho que Quantika 14 tenga una especial sensibilidad por esta cuestión que, asegura Jorge, "es más frecuente de lo que parece". Parejas que rompen y antes compartían equipos, claves y datos o casos de ciberacoso son sólo algunos ejemplos. También ocupa parte del tiempo de la empresa el desarrollo y estudio de sistemas relacionados con la protección de los menores y en los últimos meses autentificaciones relacionadas con WhatsApp.

La filosofía de Quantika 14 -el nombre hace referencia a la complejidad de la ciencia y al artículo de la Constitución Española- es la de cibereducar y con ello democratizar el uso de las nuevas tecnologías de una manera segura para todos los individuos. La empresa desarrolla actualmente proyectos a distintos niveles, entre los que destaca uno vinculado al desarrollo de sistemas aptos para personas con discapacidad intelectual. En el apartado de formación, la empresa organiza talleres y cursos a medida tanto en instituciones como de carácter individual.

Para estos guardaespaldas digitales que son los expertos en seguridad informática, ir por delante de los ciberdelincuentes forma parte del trabajo diario y para ello hay que tener sus mismos conocimientos. En cualquier caso, explica Jorge Websec, "es un trabajo apasionante, divertido y que para nada consiste en pasarse la vida delante de un ordenador".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios