Gira de la Infancia 2018

De Triana al Polígono Norte por los niños

  • El CEIP Manuel Siurot celebró el paso de la caravana de los embajadores extranjeros del proyecto

Lo que empezó como una fresca mañana de otoño se convirtió en una radiante jornada que tuvo a los niños como protagonistas. La Gira por la Infancia alteró el miércoles de cientos de alumnos del Colegio de Educación Infantil y Primaria Manuel Siurot, situado en el Polígono Norte. El patio del centro amaneció vacío y a mitad de la mañana era una fiesta.

Un altavoz con música en el centro del campo de fútbol sala acompañó a Antonio Jiménez, speaker del acto y director del proyecto. Jiménez, que pretende "crear una cultura del buen trato a la infancia" con esta iniciativa, reivindica el "derecho a la participación" que tienen los más pequeños. Para fomentar ese aspecto, se desarrollaron en el patio escolar cuatro actividades: la maleta de los sueños, el buzón del ciudadano infantil, historia de los niños y el mural de la infancia.

Cuatros actividades rotatorias

La maleta de los sueños reunía en círculo a los pequeños. En el centro, una maleta abierta llena de papeles. Llena de sueños de los niños de otras ciudades por las que ya ha pasado esta gira. Libertad absoluta para dejar volar la imaginación y soñar con el futuro. Un hecho relevante en un centro ubicado en una zona desfavorecida de la ciudad y, por tanto, con educación compensatoria. Es decir, que recibe más fondos para intentar disminuir las distancias con los entornos de otros barrios más pudientes.

El buzón del ciudadano infantil iba dirigido a aspectos más concretos. Los monitores de la actividad instaban a los niños a escribir qué no les gusta de su entorno más cercano. De su casa, su colegio o su barrio. Algunas respuestas rozaban lo absurdo, pero otras eran claras y preocupantes: "que mis padres dejen de gritarse".

La historia de los niños era un ejercicio literario en el que construían una trama ficticia a la que podían encaminar libremente hacia aventuras y amores. Antonio Jiménez colaboró desde el micrófono inspirando a lo más pequeños con un cuento sobre una manzana que quería ser estrella.

La cuarta actividad fue la más tradicional entre los más pequeños: un mural. Un largo rollo de papel blanco sobre el suelo y cajas de lápices de colores a su alrededor para que los niños se tumbaran y dibujaran lo que quisieran. Algunos pusieron sus nombres, otros el escudo de sus equipos de fútbol. Y algún profesor con espíritu pedagógico dibujó el skyline de Sevilla con un lema siempre conveniente: ciudad de paz.

La caravana del buen trato a los niños y niñas

El jolgorio provocado por el reparto de cientos de globos verdes fue interrumpido al filo de las once de la mañana por la llegada de la caravana del buen trato a los niños y niñas. Los embajadores extranjeros del proyecto, que iniciaron una marcha desde Triana, aparecieron en el Manuel Siurot ataviados con las banderas de sus respectivos países. Chile, Marruecos o Noruega eran algunos de ellos. Su llegada que el culmen a una divertida mañana fuera de los pupitres y lejos de las pizarras. Los embajadores animaron con cánticos a los colegiales y compartieron con los docentes sevillanos su experiencia.

La mañana continuó con el Foro de Políticas Sociales de la Infancia, en el que participaron alumnos del IES Inmaculada Vieira, además del profesorado, familiares y políticos. El bailaor El Torombo hizo una Intervención con adolescentes para cerrar la mañana y trabajar así diferentes habilidades sociales a través de las artes y la interpretación.

La Factoría Cultural del Polígono Sur fue la protagonista de la tarde. Allí tuvo lugar la inauguración oficial de la esta jornada por parte de Juan Espadas, alcalde de Sevilla. Tras la apertura, se realizaron dos ponencias-debate. Una sobre La promoción del derecho a la participación en el II Plan de Infancia y Adolescencia de Andalucía, impartida por Juan José Jiménez, jefe de servicio de prevención y apoyo a la familia de la delegación territorial de igualdad, salud y políticas sociales de la Junta. Y otra abordando el Método Mentoris para la intervención con familias y adolescentes, protagonizada por el pedagogo y educador social Antonio Chamorro.

El cierre de la jornada comprendió una sesión de comunicaciones y la presentación y performance de Fuera de Serie. Un proyecto de la ONGD Tetoca Actuar dirigido por El Torombo con adolescentes yjóvenes en el Polígono Sur.

Etiquetas

,

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios