TBKbike

Las bicicletas de madera 'made in' Dos Hermanas que montan en Holanda

  • La empresa nazarena TBKbike fabrica este producto de éxito internacional. Un trabajo artesanal que no escatima en tecnología y que garantiza el respeto al medio ambiente

Comentarios 2

¿De arce o fresno? Aunque resulte extraño, ésta es una de las cuestiones que aquellos que acuden a la empresa de Dos Hermanas TBKbike a comprarse una bicicleta deben plantearse. La fibra de carbono y otros materiales de última generación quedan en segundo lugar. Aquí, la madera, con sus nudos y vetas, da vida a un producto sostenible, creado de forma artesanal, testado y que cuenta con la tecnología como aliada para la fabricación de los distintos diseños que, desde 2015, tienen éxito internacional (en países como Holanda, Alemania, Suecia...).

La idea de la marca TBKbike surgió en una conversación entre tres amigos en 2014. Hoy, Rafael Andújar y María del Mar Benítez continúan con el negocio que iniciaron con la ilusión de crear un producto único y respetuoso con el medio ambiente.

"Rafa comenzó con una imagen en su mente, y sin conocimiento ninguno del comportamiento de la madera, de herramientas, ni siquiera de programas de diseño. Fue poco a poco transformando esa imagen en una realidad, una realidad que hoy en día se traduce en unas bicicletas que, cuándo las ves circulando por la ciudad o carretera, no deja indiferente a ninguna mirada con la que se cruce", detalla María del Mar Benítez, quien también dejó su trabajo en una empresa internacional para dedicarse al coaching y se cruzó con este negocio al que se entregó por completo.

Rafael Andújar y María del Mar Benítez son los fundadores de TBKbike. Rafael Andújar y María del Mar Benítez son los fundadores de TBKbike.

Rafael Andújar y María del Mar Benítez son los fundadores de TBKbike. / M. G.

Fue en 2015 cuando en la feria Unibike (Madrid) se dieron a conocer con los primeros prototipos. Pero la ilusión pronto se topó con la realidad: "Todos los progresos venían después de varias acciones de prueba y error, debido a que no teníamos referentes de los que aprender. Lo más difícil fue encontrar proveedores para la fabricación y las terminaciones", detallan.

Artesanas, resistentes al agua y ligeras

Finalmente, y después de varios años, el resultado se traduce en unas bicicletas de madera de diseño exclusivo, pues no hay dos iguales debido a las propias vetas y nudos de la madera; personalizadas, según las preferencias del cliente; funcionales, "que no pesan", y duraderas en el tiempo.

"La fibra de la madera tiene unas características de dureza, resistencia y ligereza que la convierte en el material perfecto para fabricar bicicletas. Entre las características que hacen de la madera un material único, se encuentran su resistencia en cuanto a la fatiga del cuadro; que ésta soporta mucho más las vibraciones por su propia estructura molecular; la rodadura es más cómoda y confortable. Además, al ser una materia natural viva se puede restaurar y reparar. Si recibe un golpe, las grietas no se expanden y es un material que contribuye a la sostenibilidad", concreta Benítez.

La resistencia y el poco peso de la bicicleta de madera están garantizados. La resistencia y el poco peso de la bicicleta de madera están garantizados.

La resistencia y el poco peso de la bicicleta de madera están garantizados. / M. G.

A todo ello, se suma la garantía del proceso de sellado con resina epoxi, similar al de la náutica, por lo que estas bicicletas ofrecen gran resistencia a factores medioambientales como pueden ser la humedad, la lluvia o las radiaciones ultravioletas.

Bicicletas sostenibles y seguras

"Nuestras bicicletas no necesitan mantenimiento alguno, están sujetas a la normativa europea de seguridad y nuestros cuadros están respaldados por empresas externas encargadas de realizar las pruebas pertinentes. Las maderas con las que fabricamos las bicicletas TBKbike proceden de bosques gestionados de forma sostenible y este año hemos obtenido el Distintivo SAER otorgado por la consultora AYMA. Este distintivo garantiza el compromiso asumido por TBKbike como empresa que avanza hacia un modelo productivo sostenible", reseñan los emprendedores nazarenos.

Seis modelos diferentes en cuatro años

City, Jasper y Pokhara son los tres modelos de bicicletas urbanas que comenzaron a comercializar. Al año siguiente, ya estos cuadros estaban preparados para convertirlas en bicicletas eléctricas, si así lo demanda el cliente.

El modelo infantil OWL salió a la venta a finales de 2018. El modelo infantil OWL salió a la venta a finales de 2018.

El modelo infantil OWL salió a la venta a finales de 2018. / M. G.

Más tarde, el surtido se amplió con el modelo Atlas, de largo recorrido, pero el reto más complicado fue Quimera, la bicicleta de carretera que se hizo verdaderamente competitiva en la Race Across Italy.

Para despedir el 2018, salió al mercado la bicicleta infantil de 24 pulgadas, OWL. En este 2019, TBKbike está trabajando en el diseño y fabricación de la bicicleta de montaña.

Exportadas al Norte de Europa vía 'on line' 

La sostenibilidad pasa por trabajar con proveedores locales, aunque este producto ha alcanzado éxito internacional, siendo su principal cliente el del Norte de Europa.

Martín Berasategui tiene en su restaurante de San Sebastián estas bicicletas de madera nazarenas. Martín Berasategui tiene en su restaurante de San Sebastián estas bicicletas de madera nazarenas.

Martín Berasategui tiene en su restaurante de San Sebastián estas bicicletas de madera nazarenas. / M. G.

También empresarios como Martín Berasategui, en su restaurante Eme Be Garrote de San Sebastián, cuenta con ejemplares de estas bicicletas. "Nuestro futuro se encuentra en la venta on line, por ello, este año vamos a invertir nuestra energía en esta área. Con ello, vamos a conseguir actualizar nuestros precios teniendo modelos urbanos desde 1500 euros".

Más información https://www.tbkbike.com/

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios