Vivir

Una coral que estimula a las voces jóvenes

  • La Escolanía Salesiana María Auxiliadora afronta el curso con la convocatoria abierta de nuevos miembros hasta el 31 de octubre

El futuro será de los barbilampiños de hoy. San Juan Bosco dedicó su vida a estimular a los jóvenes desamparados de Turín, en Italia. Una labor que fue origen de la congregación salesiana. Desde hace 15 años, la Escolanía Salesiana María Auxiliadora de Sevilla apuesta por la realización de los menores a través de la música. Se trata de un grupo coral formado por niños, adolescentes y jóvenes que desarrolla un proyecto educativo gratuito en el Colegio Salesiano de la Santísima Trinidad, que dirige el profesor de polifonía Óscar Paredes Grau y que cuenta con la colaboración del Centro Juvenil Adelante. Hasta el próximo 31 de octubre la convocatoria para nuevos miembros se mantiene abierta con el objetivo de mantener viva esta iniciativa.

Los aspirantes deben tener entre 6 y 18 años. Éste es el único requisito, ya que no es necesario demostrar conocimientos musicales. No importa tampoco la tesitura de voz (si se es soprano, contralto, tenor o bajo), aunque sí, que se tengan ganas de aprender y buen oído. Se admite también la incorporación de estudiantes de música de Grado Profesional o Superior, interesados por la música antigua o el canto histórico. De hecho, la escolanía colabora con otras formaciones corales e instrumentales como Capilla Musical María Auxiliadora y Ministrales Hispalensis.

Cada sábado de 10:00 a 13:30, el grupo se reúne y ensaya. Emilio Ramírez, coordinador de la escolanía, anima a acercarse y conocer este proyecto y "a abrazar la polifonía". Entre las piezas a las que dedican estas horas, destacan las de los sevillanos Francisco Guerrero y Cristóbal de Morales y el abulense Tomás Luis de Victoria, autores renacentistas. Junto a éstas, las de músicos de transición como el inglés William Byrd y otras del Barroco europeo de Bach o Vivaldi. "Con humildad y mucho esfuerzo tratamos de recuperar estas creaciones para la sociedad", explica Ramírez. La música del Renacimiento sevillano fue puntera en su época y "es hoy tan desconocida como hermosa", apunta el coordinador.

Durante las horas de ensayo, no sólo se entrena la voz sino que se realizan juegos en los descansos que se se hacen, sobre todo, por los más pequeños. La escolanía participa en varios actos a lo largo del año como los traslados del Cristo de la Salud de San Bernardo, del Cristo de Burgos y La Piedad del Baratillo, en cuaresma; las fiestas de Don Bosco (en enero) y María Auxiliadora (en mayo) en el colegio; la salida procesional el día del Corpus con el Señor de la Sagrada Cena; y en Semana Santa, acompañan al Cristo de la Humildad y Paciencia de esa misma hermandad el Domingo de Ramos, a Nuestro Padre Jesús de la Divina Misericordia el Miércoles Santo y a la Sagrada Mortaja el Viernes Santo. Ocasionalmente, como en el musical Gracias, Don Bosco,que se prepara por el bicentenario del nacimiento del santo salesiano, realizan colaboraciones donde los jóvenes toman contacto con sones más actuales como el rock o el gospel, para convertirse en unos "todoterreno".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios