Vivir

El desarrollo de habilidades cognitivas

grupo educa-t

Que el fracaso escolar está cada vez más instaurado no es algo que resulte desconocido. Rara es la familia que no tiene entre sus hijos alguno al que le cueste un poco más alcanzar los objetivos que marca la educación en los centros de enseñanza. Por eso, Cristina Castañena, educadora y pedagoga, ha montado un centro educativo que ofrece refuerzo escolar para todo tipo de niños y adolescentes y para cualquier nivel.

Esta joven, que ve cómo los más pequeños son catalogados en función de las necesidades especiales que tienen, parte de la idea contraria. Para ella no hay que tipificar ni denominar a los niños en función de sus carencias, sólo trabajarlas en base a todas las aristas que están ligadas a ellos. Por eso, el servicio que ofrece en su centro, ubicado en la calle José Luis de Casso, 34, busca trabajar las carencias a través de las inteligencias múltiples, las emociones y el arte.

Para desarrollar las actividades de refuerzo con los pequeños, desde el centro de Castañeda realizan reuniones previas con los padres, para que éstos les cuenten de primera mano qué es lo que les ocurre a sus hijos. Además, hablan con los profesores de sus respectivos centros educativos y se molestan en conocer su contexto, algo que para Castañeda es clave a la hora de trabajar con ellos.

Una vez que conocen a la perfección los puntos a reforzar en los pequeños desarrollan sus actividades. En el centro dividen a los niños por ciclos, que no por edades, ya que los conocimientos se pueden compartir y consideran enriquecedor que los grupos sean algo heterogéneos. De lunes a jueves realizan actividades de refuerzo y los viernes imparten talleres en los que fomentan el trabajo en equipo, el consenso y el compañerismo, algo que, según Castañeda, se estila poco en la educación. Para los trabajadores de este centro es muy importante el desarrollo de las habilidades sociales de los niños y adolescentes, al igual que fomentar su autoestima haciéndoles ver de todo lo que son capaces y sacando todo lo positivo que hay en ellos. Los encargados de atender a los pequeños poseen todo tipo de titulaciones, desde Pedagogía y Educación Especial, a Psicología o Historia, entre otras. Por eso el refuerzo que se ofrece en Educa-t es de calidad.

Conocedores de la necesidad de muchas familias de un servicio como este, pero conscientes de que algunas de ellas no tienen los recursos necesario para poder acudir a ellos, desde Educa-t contribuyen a que todas las familias puedan acceder a sus servicios, con independencia de la solvencia económica. De ahí que el Consejo Independiente de Protección a la Infancia los haya galardonado por su labor.

Para ponerse en contacto con ellos hay que llamar al 955 263 746.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios