Vivir

Del lienzo al complemento

NURIA MORAZA

La artesanía flamenca no sólo está en auge, además es una puesta segura para esta Feria. La artista Nuria Moraza es consciente de ello y no duda en sacarle partido a su capacidad innata a la hora de pintar. Teniendo como únicos puntos de venta su web y las redes sociales, Moraza tiene una amplia colección de complementos inspirados en sus series de dibujos de flamenca.

Dedicada al retratismo desde casi no recuerda cuándo, comenzó a plasmar en papel los dibujos que hacía de rostros de niños. Después decidió comenzar a pintar a mujeres de gitana y tanto éxito obtuvo con sus cuadros que la familia de Curro Fernández quiso contar con sus ilustraciones para el homenaje que se le hiciera hace dos años en el Palacio de Congresos. De esa experiencia logró que El Extremeño, prendado de sus dibujos de mujeres flamencas, la llamase para que fuese la que realizase la portada de uno de sus discos. Éxito tras éxito, Moraza decidió darle un vuelco a sus dibujos y se le ocurrió la idea de plasmarlos en complementos de flamenca, una manera original darle otra forma de vida a sus obras de arte.

Entre los complementos que se pueden encontrar en Nuria Moraza destacan las peinas, peinecillos y pendientes. Elaborados bajo la técnica de collage y con materiales que no pesan ni se estropean, sobre ellos Moraza plasma las series de dibujos que previamente ha realizado para exposiciones. En un principio, estos accesorios los usaban las bailaoras que actuaban fuera del país y querían llevar entre sus complementos algo que tuviera un sello particularmente andaluz. Pero este año, Moraza se ha decidido a venderlos también para particulares. Y ha resultado ser todo un éxito.

Pero no sólo se encuentran complementos de Feria en Nuria Moraza. Esta artista sabe sacarle partido a sus dibujos y es consciente de que en Sevilla los motivos flamencos gustan durante todo el año. Por eso, además de peinas y pendientes, vende chaquetas toreras, bolsos y carteras con dibujos de flamencas, que lo mismo valen para acompañar al traje de gitana que para darle otro aire a un estilismo más sobrio.

A la hora de diseñar sus complementos y los dibujos que en ellos aparecen respeta mucho lo que es una flamenca. Cada mujer que aparece en sus accesorios lleva todos los complementos que llevaría si fuera una mujer de verdad. Por eso, la gitana de unos de sus pendientes lleva sus propios aretes.

Sin espacio físico en el que vender sus complementos, Nuria Moraza recibe a sus clientas en casa, quienes previamente han visto sus diseños a través de su página web (www.nuriamoraza.com) o de cualquiera de sus redes sociales, aunque la más vistosa y en la que es más activa es en Facebook (Artesanía Flamenca N. Moraza).

Aunque comenzó a dibujar desde muy pequeña porque era una de sus pasiones y está claro que el talento le sobra, actualmente acude a las Escuela de Arte para seguir mejorando su técnica y conseguir diseños diferentes. Algo que compagina con sus labores como dibujante y responsable de la firma que lleva su nombre. A pesar de tener mucho éxito, tiene en mente sacar nuevas series de flamencas para poder sacar nuevos complementos que resulten igual de originales.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios