Día de la tapa

El mejor compañero para tapear

  • El 21 de junio se celebra el Día Mundial de la Tapa, una de las tradiciones gastronómicas que cuenta con más seguidores

Tapear con pan, la mejor combinación Tapear con pan, la mejor combinación

Tapear con pan, la mejor combinación

Con tanta afición por dedicar cada día a diferentes aspectos de la vida, no podía faltar un sentido homenaje al producto gastronómico más unánimente aclamado: la tapa. Y para que todo sea completo y riguroso, la Federación Española de Hostelería (FEHR) ha publicado el primer Estudio Nacional de la tapa en el que revela que más del 58,5% de los establecimientos hosteleros españoles ofrecen una tapa gratuita como acompañamiento a la bebida.
Entre las variedades que más ofrecen ninguna sorpresa: la tortilla de patata o la ensaladilla rusa, y siempre suelen acompañarse de su correspondiente rebanada de pan. Una apuesta sobre seguro.
Según este estudio, un 86,4% de los encuestados prefiere irse de tapas el fin de semana, ya que es cuando se dispone de más tiempo para compartir con la familia y amigos, pero también porque la franja horaria más demandada es la noche, con un 42,3%. Además, en cuanto a la cantidad consumida, la media está en tomar entre 1 y 5 tapas y uno de los motivos principales tiene relación con el bajo coste de esta modalidad gastronómica.

Recorrer España de bar en bar

La tapa es un icono gastronómico que se extiende por toda la geografía española y que tiene variaciones dependiendo de cada región. Y hablar de tapas sin acompañar de una buena cerveza o una copa de vino, es algo inconcebible. Un modo de vida que es de los aspectos más valorados por los turistas.

Tradicionales, gourmet, en papel de estraza o en conchas de loza blanca. Para gustos, colores en el mundo del tapeo. Pero eso sí que no falte pan al lado. Por muy buenas que estén unas espinacas con garbanzos o un contundente menudo visueño de los que fabrican sudores hasta en diciembre, el único indicador fiable de la exquisitez del plato -mucho mejor que las estrellas y los soles-,  es que el comensal tenga que pedir una nueva cesta con pan o en su defecto, otra telera más.

Es más, ahora que parece que el verano llega, ¿quién se resiste a jugar a los barquitos en salmorejo a o gazpachos tragando la flota sin misericordia?.

En Sevilla y coincidiendo con el Día Mundial de la Tapa, Prodetur, en colaboración con la Asocación de Hostelería de Sevilla, ha lanzado la iniciativa De tapas por la provincia de Sevilla, con la que se pretende promocionar a los municipios sevillanos a través de su gastronomía.

Los interesados en participar en De tapas por la provincia de Sevilla tienen que indicar una lista de, al menos, tres municipios por orden de preferencia a los que les gustaría representar, indicando, a su vez, el plato correspondiente a cada uno de ellos. El dinamizador gastronómico Daniel del Toro será el encargado de promocionar la acción de principio a fin. Las solicitudes, junto a las recetas e imágenes del plato, podrán enviarse hasta hoy a oficina@deltorosalas.es

A partir del 21 de junio, y coincidiendo con el Día Mundial de la Tapa, se publicará cada receta en las redes sociales de Turismo de la Provincia, indicando el establecimiento en la que se ofrece e incluyendo los hashtags #DMTapa #DeTapasporlaProvinciadeSevilla.

Con la llegada de la alta cocina o la cocina moderna, las tapas se reinventan y cada vez se incorporan nuevas técnicas y composiciones, pero lo que no cambia con los años essu ingrediente estrella, el pan. Este alimento base de la dieta mediterránea se consume tanto en los restaurantes más tradicionales como en la cocina de vanguardia.

Los tres ingredientes básicos del pan: agua, harina y levaduras, hacen que sea una importante fuente energética en forma de hidratos de carbono complejos. Su bajo aporte de grasas le convierte en un alimento equilibrado y con un perfil nutricional adecuado a cualquier situación, además, es una buena fuente de fibra, ya que parte del almidón se transforma durante el procesamiento y la cocción. Por último, también aporta cantidades no despreciables de minerales y vitaminas del grupo B.

Cada pan tiene unas características determinadas, por su forma de elaboración, por el tipo de harinas (trigo, centeno, espelta u otras variedades de cereal) o la cantidad de agua que lleva en la preparación.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios