Vivir

Una mirada llena de ilusión

  • Antonio Agudo presentó el cartel que ha realizada para la XXX edición del Rastrillo de Nuevo Futuro.

Una mirada llena de ilusión

Un niño con la sonrisa sincera, el cabello alborotado y la mirada hacia el cielo llena de ilusión, invita desde el cartel a acudir a la trigésima edición del Rastrillo de Nuevo Futuro, que se celebrará desde el 8 al 11 de febrero. El autor es Antonio Agudo quien, a través de este dibujo encarna con este rostro infantil la mirada hacia el futuro tomando como modelo a uno de sus nietos. “Este cartel me ha hecho comprometerme con Nuevo Futuro”, aseguró.

Agudo comenzó sus estudios artísticos a los doce años e ingresó en la escuela Superior de Bellas Artes, creando más tarde su propio estudio. En 1967 viajó a París para ver a Picasso y en 1971 ingresó como profesor de Dibujo del Antiguo y Ropajes en la Escuela Superior de Bellas Artes. Es autor, entre otras cosas, del Via Crucis de la basílica del Gran Poder.

Durante la presentación del cartel, realizada en la Fundación Cajasol, la jefa de Acción Social y Cooperación al Desarrollo de la Fundación, Mercedes Camacho, recordó que Nuevo Futuro lleva todo este tiempo organizando el rastrillo “con mucha vida, futuro y calor humano” y concluyó su intervención deseando que el número de visitantes sea “tan grande que ayude a promocionar y sostener la obra realizada por la asociación con sus niños”.

La presentación del cartel sirvió para que la vicepresidenta económica de la asociación, Regla Piña, anunciara que este será el último Rastrillo del comité antiguo, puesto que “es la hora de la regeneración”. De este modo, la persona encargada por la actual presidenta, María Pepa de laSerna, para poner en marcha el nuevo comité es Mónica Gutiérrez.

Nuevo Futuro es una asociación que nació hace 30 años para defender al niño abandonado o privado de familia. El rastrillo, que se celebrará como cada año en el hotel Meliá Los Lebreros, es la acción principal para complementar la subvención que Nuevo Futuro recibe de la Junta de Andalucía. “Con lo que recaudamos conseguimos dar normalidad a la vida de nuestros niños: cines, actividades extras, algún regalo en las celebraciones”, explica Mónica Gutiérrez.

Nuevo Futuro nació en el año 1986 para paliar el problema existente con los niños abandonados creando hogares para ellos. El primero que la asociación tuvo en Sevilla fue en la calle Feria gracias a una donación realizada por la duquesa Cayetana de Alba, que fue durante muchos años presidenta de honor de la institución.

Actualmente la asociación dispone de cinco hogares en los que viven ocho niños por cada uno. Ellos tienen cuidadores debidamente cualificados que conviven, en turnos, 24 horas al día los siete días de la semana. “La idea es que los niños vivan en un hogar, organizando cada casa como si fueran una familia. Aunque la Junta de Andalucía, a quien estamos muy agradecidas, lo subvenciona totalmente, con lo que obtenemos en cada Rastrillo, conseguimos que nuestros niños tengan una vida lo más normalizada posible en cuanto al ocio o los gastos extraordinario que se puede generar en cualquier familia”.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios