Moda flamenca De la India a la Feria

  • Araceli T lanza una original colección de mantoncillos con telas provenientes del país asiático

De la India a la Feria

El 22 de abril de 2018 Araceli T publicaba su primera foto en su nuevo perfil de Instagram: Eye of Mumbai. Estrenaba así una nueva etapa de su vida, impulsada por una beca en la India del Instituto Español de Comercio Exterior (Icex) para el que por entonces era su novio. Araceli, de 28 años y arquitecta de profesión, abandonó su trabajo en Airbus, se casó y buscó otro en la India. Lo encontró en un estudio de arquitectura y comenzó a compartir aventura por todo el país asiático con su marido. Una aventura que Araceli fue contando a través de fotos en su perfil. "El choque cultural fue brutal por aquello es opuesto a todo lo que había visto hasta entonces", cuenta.

La comida, los horarios, el tráfico o simplemente ir al mercado era una experiencia en sí misma para ella. "Hay días muy duros", reconoce. No obstante, algo le llamó la atención por encima de todo: las mujeres indias. "Me encantaba verlas por la calle porque su colorido es impresionante", relata sonriente. Alude los sharis, esas prendas típicas indias que visten las mujeres. "Su colorido me recordaba al del Real de la Feria".

Esa admiración por el colorido de las mujeres indias le hizo tener una idea: convertir las telas de los sharis en mantoncillos para la Feria. "Tenia la suerte de vivir en el barrio de las tiendas de telas", explica. Aún así, no fue fácil: "Comprarlas fue difícil porque tenía que pagar una tasa por ser blanca e intentaban engañarme los vendedores". Sus dotes negociadoras finalmente triunfaron y se entendió con uno de los comerciantes. "Allí vale diez euros el metro cuadrado lo que aquí vale sesenta", revela.

Flecos aljarafeños

Las telas viajaron de la India a Mairena del Aljarafe, donde su madre localizó a alguien que le pusiera los flecos. Encontró a Begoña López, que había aprendido a flecar mantoncillos gracias a un curso del Ayuntamiento de San Juan de Aznalfarache. Así arrancó la andadura comercial de Eye of Mumbai. Con dos unidades por modelo y once modelos diferentes. Uno por ciudad india: Dharamsala, Lonavala, Calcuta, Andaman, Jaisalmer, Jodhpur, Goa, Hampi, Bombay, Jaipur y Agra. "Mis amigos me preguntan que porqué no está Dehli y les digo que esa ciudad no me inspiró nada", comenta entre risas.

Coloridos y exclusivos

Los mantoncillos destacan por su colorido, por la calidad de su seda y por su exclusividad, pues sólo habrá 22 como mucho en el Real. "Los tintes y la calidad son mejores que las de aquí", afirma Araceli, que se plantea quedarse uno de ellos del que dice estar "enamorada". Los precios de estos mantoncillos tan especiales oscilan entre los 60 y 70 euros. "Ya vendido cinco", dice orgullosa. Para ella son el testigo de su paso por la India, pues ha abandonado Asia en busca de nuevos retos en Estados Unidos. "En Feria seguramente no pueda venir, pero si veo algo por América que pueda traer a Sevilla, lo haré de nuevo", finaliza.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios