Diario de Sevilla En la batalla del coronavirus: mantenemos nuestra cita en los quioscos con despliegue informativo sobre la pandemia

Vivir

El restaurante Poxao reparte 350 platos de espinacas con garbanzos en casas de acogida

  • 88 kilos de garbanzos y 140 de espinacas han necesitado en el establecimiento de Nervión para elaborar los servicios que se han repartido entre el Comedor Social Miguel de Mañara, casas de acogida de mujeres maltratadas y víctimas de trata de blancas y Proyecto Hombre

Elaboración de las espinacas con garbanzos en Poxao, este Martes Santo. Elaboración de las espinacas con garbanzos en Poxao, este Martes Santo.

Elaboración de las espinacas con garbanzos en Poxao, este Martes Santo. / Antonio Pizarro

En el 24 de la calle Luis de Morales, Nervión, este Martes Santo huele a espinacas con garbanzos. El aroma procede de la cocina de Poxao, el último restaurante del grupo hostelero sevillano en abrir sus puertas, el pasado 1 de diciembre, y que, tres meses después, cerró con motivo del coronavirus. En su interior, hoy se cocina un plato típico de la época que, por desgracia, no se servirá a sus clientes habituales. Los comensales de hoy serán 350 personas que residen en casas de acogida de distintas entidades solidarias de la ciudad.

"Desde luego, esta Semana Santa, no tiene nada que ver con las que estamos acostumbrados a vivir desde nuestros restaurantes, pero queríamos tener un gesto solidario y de apoyo al sector de la hostelería, que unido seguro saldrá adelante y podrá aportar muchas cosas", recalca Pedro Adame, uno de los propietarios de Poxao junto con Manuel Adame (responsable de sala), Jesús Rosendo (chef ejecutivo del Grupo Traga), Manuel Vega (Antique Theatro) y Álvaro y Fernando Porta (sastrería Derby 1951).

88 kilos de garbanzos y 140 de espinacas sirven para suministrar las 35 raciones que tres furgonetas reparten entre el Comedor Social Miguel de Mañara, tres casas de acogida de mujeres maltratadas y víctimas de la trata de blancas y la comunicad y casas de acogida de Proyecto Hombre Sevilla. "Toda esta iniciativa ha contado con la colaboración de Asuntos Sociales del Ayuntamiento de Sevilla", detalla Adame.

Guiso de espinacas con garbanzos cocinado en Poxao. Guiso de espinacas con garbanzos cocinado en Poxao.

Guiso de espinacas con garbanzos cocinado en Poxao. / Antonio Pizarro

A la habitual y diversa carta de Poxao, donde la alta cocina se funde con la revisión de la típica tapa andaluza, sus cocineros Víctor González y Jesús Rosendo han añadido el ingrediente más solidario a las tradicionales espinacas con garbanzos. "En momentos difíciles, uno se reinventa y saca la mejor versión de uno mismo. Este es nuestro granito de arena a la situación actual", añade el hostelero.

Trayectoria de grupo hostelero

Salida de los 350 platos de espinacas con garbanzos de Poxao. Salida de los 350 platos de espinacas con garbanzos de Poxao.

Salida de los 350 platos de espinacas con garbanzos de Poxao. / Antonio Pizarro

El grupo hostelero sevillano ha sufrido como todos el sector de la hostelería la pandemia de forma directa así como sus 72 trabajadores. Aún así, Pedro Adame se muestra optimista y afirma que "es el momento de mirar a la cara a la realidad y, si la hostelería se une, todo va a ser más sencillo".

Traga tiene su "casa madre" en Águilas. Continuó su expansión en la Plaza de San Francisco y su última apertura fue Poxao, en Nervión. "En estos momentos, hemos tenido que parar la obra de la que será nuestra próxima apertura, Traga Aljarafe, en Tomares", describe el empresario.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios