Vivir

Secupeke: Inventos que salvan vidas

  • La empresa sevillana Secupeke lanza al mercado un dispositivo desmontable en pocos segundos que evita que las ventanas se conviertan en un peligro para niños y mascotas

Montaje del dispositivo de Secupeke

¿Cuántos padres no habrán sentido alguna vez la preocupación de que sus hijos se caigan por una ventana que no tiene rejas? Esa pregunta también se la hicieron hace dos años en Secupeke. Una empresa sevillana que ha finalizado con éxito una campaña de crowfunding que parece ser el punto de partida de un producto con el que esperan entrar en millones de casas para hacerlas más seguras. Y si en caso de emergencia hay que salir por la ventana, en treinta segundos se desmonta y le devuelve su aspecto inicial y convencional.

Un niño intenta abrir una ventana que ya tiene el dispositivo de Secupeke colocado. Un niño intenta abrir una ventana que ya tiene el dispositivo de Secupeke colocado.

Un niño intenta abrir una ventana que ya tiene el dispositivo de Secupeke colocado.

El producto que presentan es un dispositivo compuesto por barras de aluminio que se pliegan y despliegan según esté más o menos abierta la ventana. El conjunto de barras se coloca en pocos minutos sin necesidad de herramientas ni taladros en la base de la ventana y se fija a la persiana, permitiendo así subir y bajar al dispositivo anticaídas a la vez que la persiana. Y, lo más importante, evitando el hueco que existe cuando la ventana está abierta. Así, Secupeke evita desafortunadas caídas de niños y mascotas, puesto que también es útil para proteger a perros o gatos, entre otros animales domésticos.

Iván Dorado, diseñador e inventor del dispositivo, incide en este asunto al afirmar que "la mayoría de accidentes infantiles se producen dentro del hogar". Algo paradójico, pues muchos padres piensan que sus hijos donde están más seguros es en la casa. Dorado, que muestra en el canal de Youtube de la empresa la facilidad con que se montan y desmontan las barras de seguridad, avisa que "los niños desde que comienzan a andar se convierten en verdaderos exploradores y ese afán por experimentar es lo que les pone en peligro".

A Iván, que era padre de un niño de nueve meses cuando se le ocurrió este invento, lo acompaña en este proyecto made in Sevilla Isidro Navares en la parte comercial y Javier Torres en las áreas de producción y logística. El éxito en la plataforma de crowfunding, que finalizó el pasado viernes con una preventa especial, ha sido el último impulso que han recibido para sacar el producto al mercado. Clientes, proveedores y empresas han acogido con agrado la propuesta de Secupeke, que ya se puede encargar en varios colores (blanco, gris y marrón) a través de su página web para ventanas de hasta 140 centímetros.

No obstante, las negociaciones con grandes superficies comerciales están llegando a buen puerto y en primavera podrá adquirirse en tiendas físicas. Lo que comenzó como el problema de un padre preocupado, acabará en las ventanas de muchos otros progenitores que se sentirán un poco más seguros gracias a esta joven empresa sevillana.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios