Vivir

Una tuna para el Tenorio

  • La tuna de Filosofía y Letras celebra como cada 31 de octubre su particular homenaje a Don Juan Tenorio

Tuna de Filosofía y Letras Tuna de Filosofía y Letras

Tuna de Filosofía y Letras / M. G.

Hace 42 años, en 1976, los refundadores de la tuna de Filosofía y Letras tuvieron una idea que, como todo lo que surge casi por casualidad, fue una gran idea. Decidieron reunirse un 31 de octubre en la Hostería del Laurel para recordar de esta forma la figura de Don Juan Tenorio. Con el paso de los años, la cita se ha convertido en una tradición del mundo de las tunas en Sevilla. 
Todo comienza en la Hostería del Laurel, en la Plaza de los Venerables, donde a las 22:45 la tuna representa una farsa de una de las escenas de la obra de Zorrilla. Es recomendable llegar con tiempo porque cada año se congregan más personas.
Una vez representada la escena, como no puede faltar en la tuna, se interpretan algunas canciones para acabar realizando en pasacalles rumbo a la plaza de los Refinadores. Allí, y a los pies de la estatua del Burlador de Sevilla, sobre las 23:45, vuelven a cantarle al enamorado de Doña Inés, al que previamente visten con capa y beca, como si fuera un miembro más de Filosofía y Letras. 
No terminan aquí las canciones, porque los tunos se dirigen en pasacalles a la Plaza de Santa Marta, próxima a la Plaza de la Virgen de los Reyes. Otro escenario del Tenorio, puesto que según cuenta la leyenda, fue ahí donde Don Juan raptó a Doña Inés.  Aquí se  recitan una serie de sonetos, finalizando el acto con varias canciones. 
Como fin de fiesta, la tuna celebra su fiesta en la Peña Bética de la Puerta de la Carne

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios