Reto de comida en Nervión

Cuatro 'youtubers' y dos bocadillos de albóndigas de 70 centímetros

  • El restaurante My Way organizó un reto para estos especialistas de comer grandes cantidades

"Lo que más cuesta en los retos es el pan". Así de seguro responde el sevillano Iván Toro cuando se le pregunta cuál es la mayor dificultad de lo que hace. Se acababa de levantar minutos antes de la mesa, donde había acabado en 17 minutos con dos kilos y medio de comida junto con el estadounidense Randy Santel. Toro y Santel devoraron con aparente facilidad una chapata de 70 centímetros rellena de albóndigas y patatas fritas. Lo hicieron con las manos y rodeados de medio centenar de animosas personas y numerosos vasos de agua con hielo. "Comer junto a Randy es lo máximo porque él es el número uno", afirmaba emocionado Toro, que recomienda a los principiantes "empezar con cosas que puedas preparar en casa".

Randy Santel, de 32 años y con más de medio millón de suscriptores en Youtube y de 300.000 seguidores en Facebook, es una de las estrellas mundiales de los retos de comida. Durante tres semanas ha recorrido España de norte a sur poniendo a prueba su estómago en restaurantes especializados en retos como My Way, ubicado en el número ocho de la calle Chaves Nogales. Allí hincó sus rodillas, come así para facilitar la digestión, y agrandó un poco más su prestigio dentro de los youtubers dedicados a este sabroso cometido. Santel, nutricionista y que se ha preparado durante todo el año para esta gira en la que espera engordar 20 kilos, fue la principal atracción del evento organizado por el comercio nervionense y la web Restaurantes con Reto.

Magic Mitch, venido también desde Estados Unidos, ha sido el escudero y operador de cámara de Santel durante su paso por España. Mitch también quiso, junto con el valenciano Joe Burgerchallenge, emular a Toro y a Santel y comerse otro gigantesco bocadillo, valorado en 35 euros. Un precio que hubieran pagado de no haber acabado con él en los 45 minutos que acordaron con José Manuel Cadenas, propietario de My Way American Restaurant, como tiempo límite.

Cadenas, anfitrión de la cita gastronómica y "pionero en esto de los retos en Sevilla", se mostró orgulloso de recibir a este póker de youtubers en su local, donde "sólo el 20% de los retos se consiguen". Las fotos de los que solventan con éxito el desafío alimenticio decoran las paredes del establecimiento, que comenzó su andadura en 2012 en la calle Úbeda animado por el popular programa televisivo Crónicas carnívoras. Cadenas, que informa que cuentan con retos de varios niveles y tipos, opina que "en Sevilla somos muy de la frase no eres capaz de...". Esto unido a un lugar que pone a prueba el aguante de los más glotones da como resultado eventos como el celebrado, donde personas de distintas procedencias comparten mesa y un objetivo: no dejar nada en el plato por mucha comida que haya.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios