Día de la Mujer Trabajadora

8M, el punto de vista de las empresarias de la moda flamenca andaluza

  • Las mujeres que trabajan en el mundo de la moda flamenca hablan de la igualdad de oportunidades y de su experiencia en el sector en el que aún hay cosas que cambiar

La diseñadora Ángeles Verano cumplirá el próximo año 20 de carrera profesional. La diseñadora Ángeles Verano cumplirá el próximo año 20 de carrera profesional.

La diseñadora Ángeles Verano cumplirá el próximo año 20 de carrera profesional. / Belén Vargas

Numerosos colectivos se han sumado a la causa: la huelga general programada para hoy jueves por las que las mujeres pararán en señal de protesta. La celebración del Día Internacional de la Mujer, el día 8 de marzo, se ha convertido en toda una declaración de intenciones de un colectivo que pide la equiparación de derechos entre ambos sexos. Igualdad de salario, igualdad de oportunidades y acabar con los techos de cristal. En un entorno como es el engranaje empresarial de la moda flamenca, como motor económico de Andalucía, es esencialmente importante esta conmemoración. Desde diseñadoras a empresarias se pronuncian al respecto y hablan sobre el papel de la mujer en el mundo de la moda flamenca.

Con una perspectiva de más de 25 años de carrera profesional la visión de la diseñadora Ángeles Verano es esencial. Afirma no haber tenido dificultades a la hora de avanzar en este mundo pero sólo porque éste “requiere de cierta feminidad”. Sin embargo, dice que el ser autónoma supone dedicar muchas horas de trabajo, lo que hace que la vida personal sea complicada de conciliar. Eso mismo afirma Ángeles Fernández que decidió retirarse de las pasarelas cuando se quedó embarazada “durante la Pasarela de Jerez de 2010”, explica. Después hizo un parón porque la conciliación para ella “no existe, es una falacia”. Se ayuda de las abuelas para poder seguir trabajando, pero a “veces es complicado porque las mujeres hemos salido de casa, pero los hombres aún no han entrado”, indica.

Laura Sánchez. Laura Sánchez.

Laura Sánchez.

Laura Sánchez ha vivido las dos partes. De ser modelo y desfilar en las mejores pasarelas de moda nacionales e internacionales, a ser la precursora de uno de los mayores eventos dedicados a la moda flamenca, We Love Flamenco. "Considero que soy una afortunada porque nunca he sentido la discriminación que han sentido otras mujeres, por el sector en el que me desarrollo, en el que somos mayoría. La modelo onubense, no obstante, reseña una diferenciación que sí que ha sufrido, la edad de la mujer. "Las modelos empezamos muy jóvenes por lo que el canon de belleza se asocia a esta juventud. Yo reivindico alargar la vida de la modelo, porque me parece muy recomendable que se la tenga en cuenta más allá de los 30", indica. Por lo que sí parará para apoyar la causa. "Tenemos que apoyarla todas nosotras", concluye.

Fabiola 1987 es otra de las firmas de flamenca más conocidas. La diseñadora, como algunas de sus compañeras, apoyará el parón que está programado para mañana, pero no lo secundará. Piensa que estas cuestiones se tienen que rebatir desde ámbitos institucionales, desde el propio gobierno. Además “estamos en plena producción y yo estoy presente en la tienda y en el taller, me es prácticamente imposible”.

Raquel Revuelta, empresaria de moda Raquel Revuelta, empresaria de moda

Raquel Revuelta, empresaria de moda / Belén Vargas

Raquel Revuelta empezó su andadura empresarial a los 24 años, en el año 1991, justo en los momentos previos a la Expo del 92. Siempre ha estado rodeada de hombres en las reuniones, en los eventos... Una circunstancia "mucho más patente antes que ahora".

"Notas cómo en ciertas reuniones la gente suele decirte que le ha sorprendido cómo eres. En el mundo de la empresa, existe la idea de mujer guapa, mujer con pocas luces, y no creo que los hombres sufran lo mismo", expresa. "Creo que las mujeres debemos ayudarnos y favorecernos y no siempre ha sido así. Veo en las nuevas generaciones que ya lo ven de forma diferente, pero es ley de vida. Yo pensaba diferente a mi madre y mi hija piensa diferente a mí", cuenta la modelo. 

Otro de los aspectos fundamentales sobre los que reflexionan estas mujeres son los cánones de belleza. “Es curioso encontrarme a muchas mujeres que están convencidas de que determinados diseños no les quedan bien”, dice Ángeles Fernández. Casi todas estas mujeres trabajan en un espectro de tallaje muy amplio que llega hasta la 50. “Estoy totalmente en contra de que se utilice a la mujer como atractivo sexual en el mundo de la moda, eso es algo que habría que cambiar”, asevera Fabiola.

Rocío Olmedo, da otro punto de vista. Considera que hay muchas cosas por las que luchar, pero que no se pueden sacar de contexto. “A mí me encantan que me cedan el sitio y que me digan guapa con respeto y educación”, explica.

Rocío Olmedo al finalizar su desfile en We Love Flamenco. Rocío Olmedo al finalizar su desfile en We Love Flamenco.

Rocío Olmedo al finalizar su desfile en We Love Flamenco.

Ángeles Fernández presentó en We Love Flamenco su colección 'Cuando nadie me ve'. Ángeles Fernández presentó en We Love Flamenco su colección 'Cuando nadie me ve'.

Ángeles Fernández presentó en We Love Flamenco su colección 'Cuando nadie me ve'. / M.G.

En lo que sí inciden es en la cantidad de ayudas que se anuncian que en el fondo se pierden entre tanto requisito burocrático. A este respecto, Verano apostilla: "Hace unos ocho años las ayudas municipales y autonómicas eran más numerosas". La situación cambió y cuando la diseñadora estuvo al frente de la Asociación de Moda Andaluza se dio cuenta de que las ayudas escaseaban. 

Hay pocos incentivos para la mujer trabajadora que además saca adelante un negocio sola. "Existen ayudas, las solicitas y al tiempo te avisan diciendo que no hay fondos", dice Fernández que hace poco ha recibido esta contestación de una prestación que solicitó en 2014. "No queremos que nos regalen el dinero, tan sólo sentirnos respaldadas", indica la conileña. 

Con todo, el nexo común de estas mujeres no es otro que el amor que sienten hacia esta profesión que en todos los casos es "vocacional". Algo que supone que tanto sacrificio, horas, esfuerzo y tesón, finalmente, "valga mucho la pena". 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios