Histórico de resultados de las elecciones municipales en Andalucía (1987-2019) -->

Elecciones Municipales 2019: cómo ha cambiado el mapa del voto en Andalucía en 40 años

Consulta, pueblo a pueblo, cuál ha sido la fuerza más votada de las elecciones locales en la etapa democrática en los casi 800 municipios de Andalucía: desde 1987 hasta el 26-M de 2019

Los más de seis millones de andaluces con derecho a sufragio han acudido a las urnas este 2019 para elegir a los alcaldes de los casi 800 pueblos y ciudades de la comunidad autónoma más grande de España. Es la tercera vez que los andaluces han votado en menos de seis meses: las fuerzas más votadas están claras, pero quién terminará gobernando sigue siendo una incógnita en decenas de municipios. Es la hora de la negociación y del pacto. El plazo termina el 15 de junio: tomará el bastón de mando quien haya logrado un acuerdo y, en caso contrario, gobernará la lista más votada.

José Ángel García

Elecciones Municipales 2019: cómo ha cambiado el mapa del voto en Andalucía en 40 años

Consulta, pueblo a pueblo, cuál ha sido la fuerza más votada de las elecciones locales en la etapa democrática en los casi 800 municipios de Andalucía: desde 1987 hasta el 26-M de 2019

José Ángel García

Los más de seis millones de andaluces con derecho a sufragio han acudido a las urnas este 2019 para elegir a los alcaldes de los casi 800 pueblos y ciudades de la comunidad autónoma más grande de España. Es la tercera vez que los andaluces han votado en menos de seis meses: las fuerzas más votadas están claras, pero quién terminará gobernando sigue siendo una incógnita en decenas de municipios. Es la hora de la negociación y del pacto. El plazo termina el 15 de junio: tomará el bastón de mando quien haya logrado un acuerdo y, en caso contrario, gobernará la lista más votada.


DISEÑO Y PROGRAMACIÓN: José Antonio Sánchez y Ángel J Cachón de Elías.
REDACCIÓN: Carlos Rocha.

Los mapas muestran el partido con más votos en cada cita electoral.
Aquellos municipios que no estaban constituidos en la fecha de las elecciones aparecen en blanco.

26 de mayo de 2019
El bipartidismo mantiene el vigor en una región diversa

EL PSOE vuelve a ganar las elecciones municipales en Andalucía, pero es un nuevo PSOE. El primero que no tiene poder en la Junta, tras el cambio de color del Gobierno andaluz, los socialistas remontan y mejoran sus resultados de 2015, pero no logran el vuelco en feudos tradicionales del PP, como Málaga y Almería. Tanto es así que la irrupción de Vox y el auge de Ciudadanos ayudan al PP a arrebatar, por ejemplo, la Alcaldía de Córdoba a los partidos de izquierda. Tres píldoras: Francisco Toscano, con más del 50%, y José Manuel Sánchez Gordillo, siguen gobernando en Dos Hermanas y Marinaleda. Y el alcalde de Estepona, José María García Urbano, logra casi el 70% de los votos y 21 de los 25 concejales.
En la capital, Juan Espadas ve reforzado su gobierno en minoría ante el batacazo popular y en Cádiz Kichi se convierte en un símbolo para las fuerzas situadas a la izquierda del PSOE. Es el único de los llamados ayuntamientos del cambio que seguirá en manos de las coaliciones participadas por Podemos e IU. La fuerza de la federación de izquierdas en el mundo rural se hace patente y permite a Adelante y el resto de denominaciones de IU mantener su fuerza.
Ciudadanos mejora sus resultados y logra ser primera fuerza en localidades de todas las provincias, a excepción de Cádiz. El quinto partido en discordia, Vox, se desinfla, en parte, por la escasa implantación territorial. NO logra ganar, por ejemplo, en El Ejido, donde fue primera fuerza en las autonómicas de diciembre de 2018 y en las generales de abril de 2019. No hay verde pistacho en el mapa andaluz, pero si hay otros colores, en muchos casos independientes o herederos del Partido Andalucista, que sigue gobernando con nuevas marcas donde ya gobernaban.

24 de mayo de 2015
Los emergentes amenazan a PSOE y PP, pero acaban siendo muletas

En 2011 fueron las municipales de la crisis, pero cuatro años después fueron la del cambio. El tablero político andaluz adquirió colores nuevos, aunque las victorias seguían repartiéndose entre tres, tras la práctica desaparición del andalucismo. El PSOE es el depositario de ese nacionalismo. Lo es desde la transición, pero con Susana Díaz vuelve por sus fueros. Los socialistas empezaron a despegar tras años aciagos, pero la noticia es que había nuevo contendientes. Ciudadanos, tras irrumpir con nueve diputados en el Parlamento andaluz, se coloca como receptor de descontentos con PSOE y PP, y logra la victoria en Espartinas, tradicional feudo del PP en la Sevilla metropolitana. En la izquierda, Podemos tiene cara y cruz. Por miedo a exponerse demasiado, Pablo Iglesias da orden de no presentarse con sus siglas. Aparecen nombres imposibles. Por Cádiz Sí se Puede, abanderado por José María González, Kichi, se convierte en punta de lanza de esa nueva izquierda post 15-M. Se repiten los pactos de izquierdas para arrebatar ayuntamientos al PP en aquellos lugares donde Ciudadanos aun es incipiente: Sevilla, Córdoba, Jerez.. No todos acabarán mal avenidos.

22 de mayo de 2011
La crisis también se lleva por delante al PSOE en las municipales

El PSOE pierde unas elecciones municipales en Andalucía por primera vez en su historia. Es cierto que el PP nunca ha sido capaz de hacerle sombra a los socialistas al sur de Sierra Morena. La frustración se apoderaba de cada lider del PP-A, incluso del jefe Arenas. Teófila Martínez lo intentó, pero sólo el leviatán de la crisis fue capaz de llevarse por delante al poderío socialista andaluz. Y se notó, sobre todo, a nivel municipal. En mayo de 2011 el recientemente desaparecido Alfredo Pérez Rubalcaba vio el preludio de su derrota en noviembre. Sólo José Antonio Griñán fue capaz de salvarse de la quema, retrasando a 2012 las andaluzas para que los votantes conocieran la receta popular frente a la crisis. En los ayuntamientos no hubo rival. El PSOE ganó en concejales, porque en la Andalucía rural no hay recesión que valga. Pero en votos perdió por siete puntos. Un símbolo. Juan Ignacio Zoido logró una mayoría absoluta de 20 concejales que lo colocó como referente de su partido. El resto de la trayectoria del ex alcalde sevillano es historia de España. La tercera plaza para IU es granítica. Los ayuntamientos de IU tienen su identidad propia. Y el PA aún tiene algo que decir.

27 de mayo de 2007
Los populares conquistan las urbes y Andalucía oriental

Hace tres años de la sorpresiva victoria de José Luis Rodríguez Zapatero tras los atentados del 11-M, pero el PSOE gobierna Andalucía con mayoría absoluta. Chaves apuesta por hacer coincidir las elecciones andaluzas con las generales, pero el PP mantiene su poder municipal para hacer oposición a la Junta desde los Ayuntamientos. Vuelve a ganar en todas las capitales de provincia, aunque no gobierna ni en Sevilla ni en Córdoba. El equilibrio de fuerzas, más o menos, se mantiene en los tres primeros puestos, aunque son los socialistas quienes ganan porcentaje de voto, superando el 40% de nuevo. El PA comienza a desfondarse y esta vez será la última. No se recuperará, aunque todavía es capaz de ganar en localidades insignes, como las de Utrera, Ronda y Niebla. En la Andalucía oriental el PP ya casi no pierde. De hecho, la costa mediterránea es azul: desde La Línea a Pulpí sólo pierde en 14 localidades. El futuro volverá a ser azul. La gran recesión estaba a punto de estallar y dejaría al PSOE tocado durante más de una década.

25 de mayo de 2003
Los últimos estertores del andalucismo

El escenario es muy similar respecto a 1999. El PP sigue fuerte en la costa, sobre todo en las provincias orientales. Las grandes ciudades son su caladero de voto, aunque dejan de ser la fuerza más votada en Sevilla, que premia la gestión de Alfredo Sánchez Monteseirín. Sólo él y Rosa Aguilar logran apartar al PP de las listas más votadas en las capitales, pero el PSOE logra también la victoria en Jerez y Algeciras. Con la burbuja del GIL a punto de estallar, sólo Julián Muñoz es capaz de mantener la victoria en Marbella. Pese a que Pacheco ha perdido las elecciones en Jerez, el PA se mantiene fuerte en las ciudades medias de Cádiz, Sevilla y, en menor medida, Córdoba. Lo que ganan los andalucistas lo pierde IU, que supera los mil concejales por poco, pero también tiene a las agrociudades como su pilar más importante. Pocos meses después, las tornas cambiarán a nivel nacional y el vuelco se dejará sentir en Andalucía.

13 de junio 1999
Los socialistas pierden fuelle en el auge del GIL

José María Aznar está en la cresta de la ola y el PSOE descabezado antes de la llegada de José Luis Rodríguez Zapatero, pero en Andalucía Manuel Chaves sigue siendo el referente y se nota en los ayuntamientos, una vez que los años de la pinza PP-IU en el Parlamento andaluz quedan ya lejos. Los concejales socialistas en Andalucía son, otra vez, más del 40% y sus candidaturas superan el 38% de los votos, cuatro puntos por encima de un PP que repite la victoria en las ocho capitales. Sin embargo, un pacto entre los andalucistas y los socialistas arrebata a Soledad Becerril el Ayuntamiento de Sevilla, la capital más poblada de Andalucía. El fenómeno del GIL se consolida en la Costa del Sol y llega hasta Ronda. Es el preludio de aquellos titulares donde la corrupción marbellí llamaba la atención más que nada. La escisión en el andalucismo se resuelve con una especie de resurrección con Pacheco, como siempre, en el Ayuntamiento de Jerez. El PA, con fuerza en la Baja Andalucía, vuelve a ser cuarta opción detrás de una IU que consolida su posición de cuarta fuerza municipal de Andalucía. Rosa Aguilar, que luego dejaría el partido, es su referente en Córdoba. Como el próximo domingo, coinciden europeas y municipales.

28 de mayo de 1995
El PP comienza a dejar ver su poder municipal

Los socialistas se enfrentan a los estertores del Gobierno de Felipe González y las municipales de 1995 fueron un anticipo de la primera victoria del popular José María Aznar. El encargado de la refundación de Alianza Popular tiene ya galones y se nota. En España, el PP ganó las elecciones en porcentaje y en número de concejales. En Andalucía el PSOE mantuvo su fortaleza, pero el mapa comenzó a teñirse de azul. ¿Dónde? Sobre todo, en las grandes ciudades. Los populares ganaron en las ocho capitales de provincia, con candidatos que luego fueron alcaldes históricos, como Teófila Martínez en Cádiz. En las grandes urbes sólo se les escaparon Jerez de la Frontera, Algeciras y Marbella. En las tres se dio un fenómeno similar. En las dos ciudades gaditanas el Partido Andaluz del Progreso de Pedro Pacheco logró su cometido, como una escisión del PA. Lo mismo pasó con el GIL de Jesús Gil, que desembarcó en Marbella, Estepona y Manilva. Comenzaba una época muy televisiva en la Costa del Sol, donde Gil amenazó la hegemonía popular. IU se mantenía como tercera fuerza a nivel andaluz, pero sin su bastión cordobés. Y el PA comenzó una de sus travesías por el desierto.

26 de mayo de 1991
Los socialistas no sufren el desgaste en el primer año de bipartidismo

El PSOE perdía apoyos a nivel nacional, pero el bastión andaluz parece no sufrir el desgaste del sevillano Felipe González. Más de la mitad de los concejales de Andalucía eran socialistas. El nuevo Partido Popular, heredero de AP, logra su primera victoria en una capital de provincia, Granada, pero un pacto de la izquierda impidió que gobernase Gabriel Díaz Berbel. A sólo 200.000 votos estaba una Izquierda Unida que mantenía a Córdoba como su ayuntamiento más importante. Detrás, tras duplicar su número de concejales, se colocó el Partido Andalucista, capaz de recuperar Sevilla a pesar de no ser la lista más votada. Sí ganaron en Jerez, San Fernando o Vejer de la Frontera.

10 de junio de 1987
El PSOE pone los cimientos de su bastión andaluz

En 1987, los andaluces ya estaban, más o menos, acostumbrados a votar, pero entre los partidos que debutaron en democracia en 1977, en las elecciones constituyentes, ya hay bajas. La UCD de Adolfo Suárez ya ha mutado en el CDS, que es minoritario y ya es quinta fuerza en número de concejales. Estepona y Vejer son sus buques insignia, pero han visto como la Alianza Popular de Manuel Fraga se ha convertido en la segunda fuerza, que ya gana en Morón o en Lucena. Sin embargo, el mapa se tiñe de rojo PSOE, algo habitual en Andalucía, donde se atisban ya los bastiones de una Izquierda Unida que se estrena en unas municipales como federación de partidos con el PCA como fuerza más relevante, pese a que Julio Anguita dejó la alcaldía de Córdoba. Aunque los izquierdistas son tercera fuerza, el PSOE logra casi la mitad de los concejales de toda la comunidad. El PA mantiene su buque insignia, el Jerez de Pedro Pacheco, tras perder en 1983 Sevilla, que estaba en manos de Luis Uruñuela.

Grupo Joly

© Copyright 2019 Grupo Joly