El Arqueológico de Cataluña rinde homenaje a José Gibert

  • El acto contará con diversos expertos que hablarán sobre el cráneo de Orce

Comentarios 0

Mientras Orce sigue a la espera del anunciado plan director para regular los yacimientos, el Museo de Arqueología de Cataluña organiza el próximo 20 de febrero un homenaje al antropólogo recientemente fallecido José Gibert, el hombre que, polémicas y cráneos aparte, descubrió el yacimiento de Venta Micena y lo difundió a nivel internacional.

Será una tarde dedicada a la paleontología humana con la participación de expertos como Enrique García Olivares, de la Universidad de Granada; Pere Izquierdo, director del Museo Arqueológico catalán; el neorocirujano Domènec Campillo; Daniel Turbó, catedrático de Antropología Física en la Universidad de Barcelona; y el propio hijo del homenajeado, el también antropólogo Luis Gibert. Todos ellos han estudiado el cráneo del hombre de Orce y, desde sus distintas disciplinas, han corroborado la tesis de Gibert de que, efectivamente, corresponde a un ser humano.

Abrirá las jornadas Pere Izquierdo, director de un Museo que "es la institución más potente en temas de arqueología que existe en Cataluña y depende directamente de la Generalitat, con lo que hay que entender que el homenaje es también de carácter institucional", explica Luis Gibert.

El acto ha sido coordinado por Domingo Campillo, neurocirujano barcelonés que desde 1983 defiende que el cráneo de Orce es humano y que ha estudiado centenares de cráneos humanos y es experto en paleonpatología. Según Gibert, Campillo "certificó enseguida que el cráneo era humano e incluso publicó un libro, El hombre de Orce, y dentro de la Medicina es toda una autoridad".

También hablará otro estudioso del cráneo de Orce, Enrique García Olivares, pero no desde el punto anatómico, sino desde el estudio de las moléculas fósiles. El inmonólogo de la UGR publicó un estudio "muy concluyente" que consistió en estudiar las proteínas fósiles contenidas en el hombre de Orce y las proteínas fósiles encontradas en otros animales de Venta Micena. "Las proteínas son específicas de cada especie y al identificar proteínas humanas en el cráneo de Orce consiguió verificar que era humano", resalta Gibert. "Lo hizo también con un húmero localizado junto al cráneo y que ha sido identificado como humano. Muchas veces nos olvidamos que en Venta Micena no sólo está el cráneo, sino que hay como mínimo tres piezas humanas".

También hablará el catedrático Daniel Turbó, que no ha estudiado el cráneo de Orce pero sí lo conoce a través de distintos estudios y que estuvo en el congreso de 1995. Turbó llegó a escribir un artículo para La Vanguardia que tituló Gibert tenía razón, y hablará sobre la evolución del homo sapiens.

El propio Gibert hará un repaso por la trayectoria científica de su padre y revisará los yacimientos en los que trabajó José Gibert desde que empezó en 1969, tanto en la Cordillera Ibérica como en Marruecos. "Haré un repaso desde sus inicios con los insectívoros y los mamíferos mesozoicos, los primeros que convivieron con los dinosaurios, hasta cómo en el 73 organizó una expedición a Guadix y Baza y localizó Venta Micena, convenció al director del Instituto de Paleontología que había un potencial importante y empezó a buscar recursos hasta el hallazgo del cráneo y todo lo que vino después", rememora el hijo del investigador fallecido el pasado octubre.

Etiquetas

más noticias de OCIO Y CULTURA Ir a la sección Ocio y Cultura »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios