Libre directo

Be placa, my friend

Comentarios 0

EL plaquismo gaditano se divide en dos: sector Curiá y sector Mármoles Ayllón. El plaquismo es un movimiento social muy extendido, está en el ADN gaditano al nivel del croquetismo y el gañoteo. En vez de "La ciudad que sonríe" se podría usar la frase, mucho más certera, "Cádiz la mar de placas". A cada vuelta de la esquina hay una lápida de mármol donde se nos cuenta que en ese edificio nació no sé qué prócer , allí vivió un tiempo un determinado líder mundial, allí murió no sé quién, se celebraba una tertulia u otro evento similar. Los gaditanos sólo miramos los escaparates de las tiendas de vez en cuando para vernos en ellos reflejados a ver si vamos bien compuestos con la chancleta, las calzonas y el sombrero. Pero todo el rato llevamos la vista levantada para mirar las placas, para saber qué ilustre nació o vivió entre nuestra murallas. Y ahora que digo murallas ¿para cuándo alguna placa en Puertatierra? ¿es que nuestros barrios de extramuros no se merecen una lápida conmemorativa, que diga la verdad? Que las verdades esculpidas en mármol son más verdades que si no lo estuvieran, como el constipado que se llevó al pobre de Manuel de la Pinta según se refleja en San Pedro, cuya autoría no voy a citar. Necesitamos más placas, que los esculpidores de lápidas y los vendedores de mármol también tienen familias que mantener y falta mucha gente por recordar. Ánimo a los plaquistas.

Luego está la placa pret á porter, el plaquismo versión Curiá: la placa que se entrega en todo homenaje que se precie. Puede ser una despedida, una jubilación, un premio o lo que sea. Hace tiempo un conocido locutor de radio se iba al convento y se organizó a sí mismo todo un rosario de despedidas con placas incluidas. No sabemos qué fue de la colección de placas obtenidas, si pasaron a engrosar la capilla del convento o vinieron de vuelta cuando el monje quiso volver a las ondas.

Sí es urgente una placa para el Foro de gaditanos de la diáspora burguesa que tanto nos ayudan con sus ideas. De manera especial al ingeniero madrileño que quiere que hagamos un túnel desde El Puerto hasta Chiclana atravesando Cádiz y Camposoto. Que le pongan una placa. En la boca.

Etiquetas

más noticias de OCIO Y CULTURA Ir a la sección Ocio y Cultura »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios