Flores y oraciones en La Isla, para la memoria del maestro del toreo puro

  • El Ayuntamiento de San Fernando dedicó su recuerdo a Rafael Ortega Domínguez

San Fernando dedicó ayer una jornada de recuerdo al maestro Rafael Ortega con ocasión del décimo aniversario de su fallecimiento, un encuentro muy emotivo que comenzaba a las cinco de la tarde con una ofrenda floral en el monumento dedicado al gran matador, que costó erigir pero que luce espléndido.

Entorno al conjunto escultórico -obra de Chiqui Díaz y que es una de las joyas del patrimonio isleño- se reunió un grupo muy representativo de los afectos del maestro, encabezado por su viuda, Pepita Camacho y su espléndida y amplia familia, que presidió el acto junto con el alcalde de San Fernando, Manuel María de Bernardo, y la concejala de Cultura María José Suárez.

Allí estuvieron el hermano del matador, Baldomero Ortega, el claustro del Aula Taurina de San Fernando en pleno encabezada por Antonio Pérez y un grupo de alumnos, aficionados y profesionales venidos de Chiclana como los toreros Antonio Ávila "Chiclanero" o "El Toci", o de Puerto Real como los miembros de la Tertulia Cambio de Tercio. La representación gaditana fue el torero Fran Gómez, asistiendo igualmente el presidente de la plaza de toros de El Puerto Rafael Sestelo, y discípulos del maestro como Francisco Ruiz Miguel o Joselito Suárez, además de toreros de la isla como Fossati y muchos aficionados y seguidores. Desde Jerez, en representación de los amigos de Ortega de la Tertulia Taurina "Los 13" estuvieron presentes María José y Elena Aguilar.

El grupo se trasladó a la iglesia mayor y parroquial de San Pedro y San Pablo donde tras la preceptiva parada ante el Nazareno ofició una misa en memoria de Rafael Ortega Domínguez el padre Jesús Amores. El alcalde subió al altar para la primera lectura procediendo María José Suárez a la lectura del salmo responsorial.

Fue un emotivo encuentro para la familia descendiente de los Ortega Mata, que han dejado en La Isla una importante porción de nombres taurinos además del maestro y de Baldomero: "El Loro", "El Cuco", "El Cana", Paco Ortega y los más jóvenes como Baldomero Ortega Pardal que cada vez que puede coge la muleta como torero práctico, o los hijos del maestro que son ganaderos, que aunque sean diez años sin el maestro del torero puro, la saga taurina continua.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios