Luz Casal actuará en el Gran Teatro Falla el próximo día 23 de febrero

  • La cantante gallega vendrá a Cádiz durante su gira de reaparición tras superar un cáncer de mama · Presentará las canciones de su último disco, 'Vida tóxica', un trabajo desgarrador y paradójicamente alegre

La nueva Luz sonará en el Teatro Falla de Cádiz. Será el 23 de febrero. Así lo anuncia la página oficial de la cantante, que comunica la inminente gira de reaparición de la cantante gallega, que acaba de superar un doloroso trance, un cáncer de mama que, sin embargo, la impulsó a componer y grabar su reciente disco, Vida tóxica. Un trabajo desgarrador y paradójicamente alegre que engancha a chicos y mayores, un disco que se ha encumbrado al número uno de las listas de descargas digitales. Luz cantará Sé feliz en Cádiz, una tierra que nunca le será ajena, y tocará con su banda en otras cuarenta ciudades españolas desde el doce de enero hasta finales del mes de mayo. Buena manera de reinventar la vida alegre y divertida.

"Me ha salvado la música", confiesa Luz tras un año de tratamiento y forzoso retiro, durante el cual no ha estado sola. Miles de aficionados han enviado mensajes de apoyo a la artista, hasta naranjas, flores, cariños diversos. No han faltado las complicidades de afectados por enfermedades de alto riesgo. Todo pasó muy rápido. Justo antes de las Navidades de 2006, Luz colgó un comunicado en la red informando de lo que días después confirmó la biopsia. El 16 de enero fue operada del bulto en el pecho y una docena de meses después retorna Luz a la vida pública, tras sufrir los gajes de la vida tóxica. No obstante, tuvo agallas, aunque pocas fuerzas, para participar en un festival contra la leucemia, en Lisboa, donde interpretó Piensa en mí, Esta tarde vi llover y Gracias a la vida. "Hola a todos, he terminado la quimioterapia". De esta guisa se presentaba ella a su gente, dichosa de mantenerse en la brecha gracias a la música.

La impar cantante, que cumple veinticinco años de carrera musical, cantó por vez primera en la provincia de Cádiz durante los célebres conciertos de Miguel Ríos del año 83, que supusieron precisamente la despedida de otros de los artistas del cartel, los Leño de Rosendo Mercado. Luz, en los albores de su carrera, subiendo en el ascensor del estrellato, cantó en el estadio Domecq de Jerez, y luego lo haría en multitud de ocasiones más. Los recuerdos guardan dos caras. Convendría no olvidar el borrascoso festival gaditano de finales de los ochenta, cuando el concierto gratuito celebrado en la Telegrafía sin Hilos se saldó con ochenta contusionados. Volaban las piedras a velocidad sideral. Luz retó al público más violento, minoritario pero contundente, y una piedra golpeó en la cantante. Pero continuó cantando. Genio y figura, al otro lado de la memoria se sitúa el concierto en San Felipe, con motivo de la Gran Regata del 92. Luz Casal lo bordó ante marineros de medio mundo, junto a unos teloneros de postín, los Secretos de Enrique Urquijo. Casualidades de la vida, los Secretos pasaron días atrás por el Falla.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios