El Reina Sofía expone los 'picassos' preferidos del autor

  • Más de 400 obras del museo del pintor en París componen una de las muestras más esperadas del año, que permanecerá abierta hasta el próximo 5 de mayo

"Ésta es una exposición extraordinaria y una oportunidad única para ver al mejor Picasso", ha asegurado el recién nombrado director artístico del Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía , Manuel Borja-Villel, durante la presentación de la muestra La colección del Museo Nacional Picasso París, la más esperada del año, que podrá visitarse hasta el próximo 5 de mayo.

La muestra constituye un acontecimiento histórico puesto que, de manera absolutamente excepcional, una gran parte de la colección del Musée National Picasso de París se va a exponer dentro de otro museo, el Reina Sofía. "La exposición es también un diálogo entre las dos instituciones en el que el Guernica juega un papel fundamental", explica el director del Reina Sofía.

El contenido de la exposición se articula en torno a más de 400 obras: alrededor de 140 pinturas, 10 papiers colles, casi 70 esculturas, nueve cerámicas, más de 140 dibujos, varios grabados, estudios, cuadernos de apuntes y material documental, que salen de su sede debido a las obras de reforma y ampliación del Musée Picasso, que implica el cierre parcial del Hotel Salé.

La retrospectiva, una de las más exhaustivas de las que hasta hoy se han celebrado sobre el pintor malagueño, reúne las obras procedentes de la colección personal del artista, de las que no quiso desprenderse nunca. Se ha optado por presentar la muestra con una ordenación cronológica que ocupa cuatro grandes salas del Museo. En la primera sala, Picasso 1, se exponen las obras realizadas por el artista en el periodo comprendido entre 1895 y 1924, que muestran la génesis de la obra picassiana mediante lienzos de gran relieve como La muerte de Casagemas, La Celestina o el Autorretrato de 1901, piezas emblemáticas del periodo azul.

Desde los primeros retratos del artista al neoclasicismo, pasando por el protocubismo y el cubismo, esta sala muestra el lenguaje deconstructivista de Picasso en obras como Hombre con mandolina y Hombre con guitarra.

Ya en la ampliación del Museo, la sala Picasso 2 se dedica al periodo 1924-1935, y en ella se exhibe un grupo de obras del periodo surrealista, con obras como El beso, El pintor y su modelo o Figuras a la orilla del mar, además de las esculturas Proyecto para un monumento a Apollinaire y Mujer en el jardín.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios