Más allá de toda ciencia ficción

Hasta hace nada, hasta ayer mismo, las "mutaciones" no eran conocidas como tal sino como "aberraciones". Más que la compasión, las víctimas de la ruleta genética movían a la repulsión o la curiosidad malsana. En Mutantes -premio 2004 del Guardian First Book- el profesor de Biología Evolutiva Marie Leroi, trata de demostrar que el estudio de las enfermedades congénitas es tremendamente útil para conocer los mecanismos del desarrollo humano. Y, sobre todo, de acercarnos a una realidad incuestionable: que todos somos mutantes -algo para lo que no hace falta, ni muchísimo menos, nacer cíclope o siamés- . El libro alterna datos científicos y pedazos de historias que ejemplifican esta fascinante realidad. Un ensayo que despierta la intriga y el consuelo de saberse monstruo en compañía.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios