Las carcajadas son una terapia

  • La risoterapia ayuda a las empresas a aumentar la cohesión grupal y a mejorar el trabajo en equipol experiencia pionera Es la primera vez que en el Campo de Gibraltar se ofertan talleres de risoterapia para las empresas.

Comentarios 0

La empresa Diga 33 trae a la comarca una experiencia pionera: talleres de risoterapia para empresas. Actividades de este tipo logran combatir el estrés y se convierten en una herramienta válida para aprender a manejar las emociones dentro de un contexto de grupo, de una manera relajada y distendida.

Uno de los efectos secundarios mas habituales después de uno de estos talleres, es el de experimentar una fuerte sensación de cohesión grupal, es decir, de pertenencia al grupo.

La colaboración, el trabajo en equipo, la creatividad, el aumento de la productividad son beneficios que también se desarrollan durante el taller y que ayudan a que los grupos que suelen trabajar juntos se comuniquen de manera mas efectiva. Con la risoterapia, se pretende por un lado relajar , pero por otro lado, divertir, animar y aprender a relacionarse de manera asertiva y sana con el resto de personas que componen el equipo de trabajo, de tal manera que se incremente la empatía entre todos sus miembros, mejoren sus técnicas de comunicación y aprendan a ver la vida de una manera más positiva. Así, los problemas se solucionarán mejor a través de buena comunicación y con trabajo creativo.

Solivia Pérez es la psicóloga de Diga 33 que ofrece estos talleres a las empresas. Ya ha dado su primera clase de risoterapia a un grupo de trabajadores de Algeciras.

La sesión comienza con la presentación de los alumnos, pero no de la manera convencional, hay que presentarse sin usar vocales y luego en el lenguaje de los camellos. Con este ejercicio se logra romper el hielo. Luego la psicóloga pide al grupo que expulse todo lo negativo y hace a los participantes llorar y patalear como niños para desahogarse. Posteriormente llega uno de los momentos más divertidos: la pelea de globos y explotarlos posteriormente en el cuerpo del compañero.

En estos talleres también hay espacio para los disfraces y los participantes bailan canciones tan populares como Torito Bravo, oh Carol o Soy Minero todo a través de la mímica.

Abrazos, besos y sentir la risa del compañero son otras de las actividades que ayudan a crear un buen ambiente de trabajo.

Al final de la clase, la relajación invade el cuerpo de los trabajadores y aunque tienen que volver a su jornada laboral, al menos ese día han sido un poco más felices.

Envía tus convocatorias a viviraqui@europasur.com

Etiquetas

más noticias de OCIO Y CULTURA Ir a la sección Ocio y Cultura »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios