Última hora Varios muertos y heridos al registrarse dos explosiones en un concierto en Manchester

La casa de Gerald Brenan tendrá un uso social y expositivo

  • La rehabilitación devolverá a la mansión de Churriana la imagen previa a la Guerra Civil

La puesta en marcha de la memoria conduce, inevitablemente, a la presencia de Gerald Brenan (Malta, 1894-Málaga, 1985) en Málaga y Granada. Aunque residió la mayor parte del tiempo en Alhaurín el Grande, el escritor e historiador poseyó una mansión en Churriana, donde pasó algunas temporadas en los años anteriores y durante la Guerra Civil española.

El Ayuntamiento, que compró el inmueble recientemente, declarado en ruina, lo rehabilitará y le conferirá un uso cultural, con espacios expositivos y otros dedicados a talleres sociales. Con un presupuesto de 1,1 millones de euros y un plazo de ejecución de 18 meses, el proyecto de los arquitectos Isabel Cámara y Rafael Martín Delgado ha sido finalmente el elegido, que se aplicará para devolver a la ciudad uno de sus espacios históricos para la literatura.

La mansión, construida en el siglo XIX (posiblemente sobre un antiguo convento), dispone de dos plantas y un jardín que se conserva sólo en parte. Martín Delgado explicó que la planta baja estará destinada al uso museístico, con tres zonas diferenciadas: la primera estará dedicada al propio Gerald Brenan y a otros artistas que también habitaron la casona, como el escultor Reed Armstrong; la segunda reunirá información sobre otros escritores y personajes ilustres que vivieron en Churriana, como Julio Caro Baroja y Marjorie Grice-Hutchinson; y la tercera versará sobre viajeros románticos que visitaron la Andalucía del siglo XIX y escribieron sobre ella, como Richard Ford, George Borrow, Antoine de Latour, Chateaubriand, Rilke y Theophile Gautier.

Según el arquitecto, "en la casa no quedan objetos personales de ningún tipo de Gerald Brenan, así que la idea de hacer una casa-museo fue desestimada de inmediato; en su lugar, se consideró que lo más oportuno para completar el espacio era incluir a otros escritores y personajes que pudieran tener alguna vinculación con Brenan".

La planta alta se destinará a la celebración de talleres culturales y sociales, un aspecto "que todavía no se ha tratado con mucha profundidad" pero con el que se pretende "completar la oferta que se presta en otros espacios de la zona.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios