El eco artístico del barro

  • 'Barros malagueños' muestra la creación popular española de finales del XIX a través de 45 figuras del coleccionista Pinto Coelho

El arte popular se hace eco en Granada con la llegada de una exposición itinerante que reúne 45 figuras de barro malagueño, 16 acuarelas y tres grabados que pertenecen a la colección privada del portugués Duarte Pinto Coelho. El Museo Casa de los Tiros y la Fundación Bancaja muestran Barros malagueños, una selección de las figuras decorativas más significativas de uno de los mayores coleccionistas del mundo de arte decorativo.

Después de pasar por Badajoz, Sevilla, Córdoba y varias ciudades de la Comunidad Valenciana, Granada tiene la posibilidad de conocer el arte popular malagueño que se practicaba a finales del siglo XVIII a través de una muestra de esculturas de pequeño formato realizadas en barro cocido y policromadas que presentan temas populares de la fiesta flamenca, la tauromaquia o personajes tradicionales como bandoleros como el clásico cenachero de Málaga. Las cerca de cincuenta figuras se representan todas las clases sociales y populares de la época.

A lo largo de varias décadas Pinto Coelho, un gran aficionado del arte popular, ha ido recopilando alrededor de todo el mundo figuras de barro hacia las que confiesa tener una gran pasión por sus detalles y por el complejo y minucioso proceso de elaboración. De anticuarios y países como Inglaterra, Francia y Estados Unidos ha reunido no sólo figuras sino acuarelas con la misma temática, como las 16 que muestra en la exposición que adquirió en una carpeta en Nueva York. El coleccionista reconoce que hubo un tiempo que fue más difícil encontrar las piezas dado que se convirtieron en objetos de gran popularidad.

Para situar al público en el contexto territorial al que pertenecen las esculturas, la comisaria de la exposición, María Catello Branco, decidió incluir en la muestra tres grabados con mapas de Málaga. Por otra parte, el público granadino podrá conocer cuál es la concepción del arte popular malagueño fuera del país a través de una serie de tres platos decorativos de origen francés que contienen la temática costumbrista.

Los barros malagueños son similares a las que se produjeron en otros centros artísticos españoles en el siglo XIX, como Valencia, Sevilla y Granada. Como recordó el director de la Casa de los Tiros, Francisco González de la Oliva, "la muestra permitirá establecer una comparación con las tallas de la ciudad cuya temática era sobre todo religiosa y de estilo barroco". "Los conventos", explicó, "eran los principales centros de producción que las realizaban con motivo pedagógico". Desde finales del XVIII se desarrolló en España un gran interés por las representaciones de costumbres y oficios tradicionales. En Málaga fueron dos familias las principales creadoras de estas figurillas, los Gutiérrez de León y los Cubero, aunque también destacaron artistas como José Vilches, Martínez Carrillo o Francisco Musso. Las tallas, a pesar de ser una producción escultórica, son de carácter seriado y su policromía personalizada le confiere el valor artístico de pieza única.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios