La historia del Parque Feria

  • El recinto ferial siempre ha funcionado como cajón de sastre para la ciudad al acoger diversos actosl zona de esparcimiento El Parque Feria se ha beneficiado de mejoras en la última década, pero los vecinos no están satisfechos del todo

Si hay un lugar multiusos en Algeciras además del Llano Amarillo, aunque este por poco tiempo ya, ese es el Parque Feria. Esta zona de la ciudad aparte de acoger la Feria Real ha funcionado a lo largo de los años como un cajón de sastre para la ciudad.

En el Parque Feria se han instalado ferias de muestra como Mediterránea XXI, circos -aunque desde que fue reformado se ubican en la zona alta- y el tradicional mercadillo de los martes.

Pero esta zona, que el crecimiento de la ciudad ha situado en el llamado semicentro de Algeciras, no sólo ha sido y es un desahogo para el municipio, sino también un área de esparcimiento que ha sido mejorada en la última década.

Aunque las calles fueron asfaltadas, se instalaron luminarias y arbolitos y un parque infantil muy concurrido por las familias hay cosas que no cambian. En el recinto ferial han aprendido a patinar y montar en bicicleta casi todos los niños de la zona, incluso muchos hoy llevan a sus hijos para que jueguen en el mismo lugar donde ellos lo hicieron en su día. La visión del Parque Feria es en la actualidad algo distinta que en los años 80. En aquella época no había ni árboles, ni parque infantil, ni farolas y las calles llenas de hoyos eran transitadas por vehículos para cruzar de barriada a barriada. En lugar de albero había tierra. Los patines sobre línea de ahora eran antes de bota de color blanco con cordones rojos y las bicis de montaña empezaban a comercializarse. En las mañanas de los domingos también se jugaba a la petanca. A pesar de las mejoras los fines de semana se siguen viendo niños en sus bicicletas y coches teledirigidos por el albero y el Día de Reyes suele ser el punto de encuentro donde se estrenan los juguetes nuevos.

Los vecinos reconocen que el Parque Feria ha mejorado en los últimos años, aunque muchos consideran insuficiente las obras acometidas. Entienden que la ciudad carece de zonas de esparcimiento y habría que darle un uso permanente al Parque Feria.

El acontecimiento más importante que allí se instala es la Feria que también ha cambiado mucho su distribución en cuestión de una década.

Antes el albero era pasto de las atracciones y las casetas se distribuían como podían por la parte superior. En la calle que sube a San Bernabé estaban las tómbolas que ponían los nervios de punta a los vecinos.

Envía tus convocatorias a viviraqui@europasur.com

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios