"Tengo suerte y no evito crear canciones críptico-Chinarras"

Desarmado, tan sólo con su guitarra y un bajo, Antonio Luque, voz, poesía y alma de Sr. Chinarro, viene esta noche a la sala La Telonera con ganas de demostrar que no para y que su nuevo álbum, que comenzará a grabar el día 10 de diciembre, es ya toda una realidad que hace las delicias de los melómanos más 'enganchados' a la red.

-Esta noche viene en acústico, ¿no se va a sentir un poco solo?

-No tanto, porque también estará Javier Vega al bajo. Aunque sea acústico, en el concierto las canciones son las mismas, pero todo gana en libertad. Hacemos un recital más gracioso, según el día podemos llegar a ser casi un dúo humorístico. Hace poco, en un 'bolo' en Alicante, parecíamos más Faemino y Cansado que un grupo de música. ¡Hay que dar espectáculo!

-Se ha lanzado de cabeza a la red. Un fotolog muy divertido, un myspace donde adelanta nuevos temas. ¿Sin miedo a las tecnologías?

-Sirven de toma de contacto de las canciones con la gente y para que el público vaya escuchando cosas nuevas y no se aburra. Al tener myspace activo, la gente entra a curiosear en él y tiene más presente al grupo. También me gusta que me den opiniones; no puedo responder a todos los mensajes que me mandan -que afortunadamente son muchos-, pero tengo relación con mucha gente que he conocido a través de myspace y fotolog. Al final, cualquier forma de hablar y conocer a gente está bien, poco a poco se va sumando a la historia mucha gente.

-¿Le influyen en su música algunos comentarios que le hacen?

-Siempre escucho lo que me dicen pero, al final, elijo las canciones pensando en mí, debo ser un poco egoísta... Una vez hubo un tipo que me propuso cambiar la letra y me escribió una nueva en los comentarios. No se sabe, igual algún día la utilizo y es un acierto. Sólo espero que luego no me pida derechos de autor, o por lo menos que no me pida muchos.

-El 10 de diciembre empezará a grabar su nuevo disco en Punta Paloma. ¿Tiene tantas ganas de hacerlo como sus seguidores?

-Muchas, la cabeza la tengo ya entera en él. Nos vamos a un estudio muy bonito que tiene J. M. Sagrista en Punta Paloma y que da buenas sensaciones; es una gozada estar viendo el Estrecho por la ventana del estudio, nada que ver con encerrarse en un zulo.

-¿Habrá nuevas incorporaciones al mundo Chinarro?

-Si todo va como esperamos, tendremos la colaboración en algunos temas de Ana Galletero de Travolta a los violines, de Ana Fernández en los coros y poco más. El rollo ese del 'interartisteo' me parece muy forzado en muchas ocasiones. Si ellas van a estar es porque hay amistad, porque van a aportar algo y porque ¡también son Chinarros!

-¿Habrá algún adelanto esta noche?

-No se sabe. Hay veces en los conciertos que creo que la gente pensará que soy un tipo muy antipático que va a tocar sus canciones nuevas, que es algo que normalmente molesta, porque cuando vas a un concierto como público siempre te apetece canturrear. Pero cuando estuve tocando nuevos temas en Madrid la gente aplaudió, no sé si por mi sola presencia o porque ya los habían escuchado y les gustan.

-¿El Sr. Chinarro también canturrea en los conciertos ajenos?

-Bueno, soy aficionado más que productor de canciones...

-Cuando presentó 'El mundo según' dijo que estaba aprendiendo a dejarse entender y que había hecho su trabajo más luminoso. ¿Habrá que ponerse gafas de sol para escuchar el nuevo disco?

-No creo. El álbum sigue manteniendo un rollo un tanto críptico-Chinarro, supongo, porque es algo que no puedo evitar. Si pudiera, igual lo obviaba y hacía canciones de tipo Mikel Erentxun, pero por suerte no me sale hacerlas.

-¿Sus coqueteos con el flamenco tendrán continuidad?

-No me da la sensación de que vaya a ser un disco que tire por ese rollo sureño. En El mundo según no lo hice de forma forzada, salió cuando salió, y si no sale solo es una tontería intentar obligarlo.

-Esta noche estará a los platos después del concierto. ¿Sabe ya qué va a pinchar?

-Sí, esta mañana he estado eligiendo cosas entre mis discos piratas, aunque bueno, también hay algún que otro original. Tengo que avisar de algo: no me preocupa mucho que la gente baile o no, pongo la canción que tengo ganas de escuchar y ya está. Si la gente coincide conmigo y su estado de ánimo se parece le gustará. Si les gusta Chinarro, les gustará lo que escucho.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios