La dignidad en tiempos de guerra

  • 'La mula', la película que abandonó Michael Radford y que se terminó tras un calvario judicial, opta a Biznaga.

La mula, que aunque dirigida en su mayor parte por el británico Michael Radford aparece como anónima, es una historia "sensible" de "personas sencillas" que estuvieron implicadas en la Guerra Civil española, según apuntó ayer Juan Eslava Galán, coguionista de la cinta y autor de la novela homónima, en la presentación de la película en la decimosexta edición del Festival de Málaga. Un filme que ha pasado un largo vía crucis desde que Radford decidiera abandonar el rodaje poco antes del final, en el otoño de 2009, por desencuentros con la productora Gheko Films, dirigida por Alejandra Frade. Ayer por fin, después de un periplo judicial de tres años, pudo verse en pantalla y el próximo 10 de mayo llegará a las salas comerciales.

La película cuenta la historia de un humilde cabo (Mario Casas) que durante la Guerra Civil se encuentra con una mula blanca perdida en medio de la contienda. Con su animal y 400 pesetas que lleva en el bolsillo intentará conquistar a una chica, interpretada por María Valverde. La historia narrada por Eslava Galán está basada en hechos reales. El rodaje se llevó a cabo íntegramente en Andalucía, especialmente en Córdoba, aunque también pasó por Granada y Jaén, entre otros lugares.

Eslava aseguró en rueda de prensa, donde estuvo acompañado por Casas y Secun de la Rosa, además de Frade, que está "muy emocionado" con la película, porque el joven actor protagonista, cuyo personaje "descubre la dignidad a través de la guerra", ha plasmado "perfectamente" cómo era el padre del escritor, en quien se basa el personaje. "Es muy fiel a mi historia", apostilló.

Casas afirmó que cuando leyó la novela se enamoró del personaje y explicó que para su preparación se trasladó a Andújar, donde estuvo casi una semana viviendo y conociendo a la gente de allí. Además, para hablar el andaluz como hace su personaje también estuvo practicando con De la Rosa durante todo el tiempo de rodaje.

En este sentido, Eslava Galán agregó que en el guión tuvo en cuenta que cada uno de los personajes hablara de acuerdo con la cultura que tiene, por lo que el tipo de frases y el vocabulario son distintos entre el reparto. "Es una reproducción de la realidad de lo que era la gente sencilla de aquella época", señaló.

Casas indicó que trabajar con el animal "fue fácil, era como un perro". "Le cogimos mucho cariño y además en la película ella es la protagonista, es la libertad y esas ganas de superarse", sentenció.

Por otro lado, Frade recordó que Radford se fue del rodaje, que duró unos dos meses, cuatro días antes de terminar, por lo que, aunque ha trabajado en ella, la cinta aparece como anónima.

Al ser preguntada por los periplos judiciales del proyecto, la productora señaló que lo importante es que "las sentencias se han ganado y estamos aquí porque podemos entrenar la película", y explicó, a grandes rasgos, que el Ministerio de Cultura "lo que hizo fue poner una demanda para considerarla lesiva, pero el motivo no se sabe"..

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios