Andrés Neuman brinda su amor a las palabras más allá de los géneros

  • El escritor argentino afincado en Granada ofrece hoy una lectura de su obra, a modo de "zapping de brevedades", en la librería Cincoechegaray a las 20.30

Comentarios 0

Hay malos poetas que escriben novelas revolucionarias y magos del verso incapaces de hilar dos buenos párrafos en una narración. Pero a Andrés Neuman (Buenos Aires, 1977) todo se le da bien: con su primera novela, Bariloche (Anagrama, 1999) fue finalista del Premio Herralde y con su poemario El tobogán se hizo con el Premio Hiperión en 2002. Ha escrito de todo, desde colecciones de haikus a libros de aforismos pasando por ensayos literarios y artículos periodísticos, pero sobre todo cuentos. Su último volumen, Alumbramientos (Páginas de Espuma, 2006), incide en la idea del relato como realidad apenas intuida, revelada y completada en la imaginación del lector. Hoy compartirá con los suyos una lectura en la librería Cincoechegaray a partir de las 20.30, en la que ofrecerá, a plena voz, un "zapping de brevedades".

Compara Neuman este tipo de encuentros (que no desdeña en absoluto) con una conversación "en la que, al contar a un confidente lo que tenías callado, de repente ves aclarados tus pensamientos". Por eso, el escritor considera las lecturas públicas "una especie de laboratorios para los que elijo, sobre todo, textos que parezcan monólogos, que estén dotados de una cierta teatralidad, en voz de personajes que se dirigen a unos oyentes implícitos". Se conjugan así en sus intervenciones poemas y cuentos junto a algunos relatos inéditos "que puedan encajar de manera evidente en una exposición oral".

El cuento es, precisamente, la niña de los ojos de Andrés Neuman, quien, además de practicarlo, mantiene un fervor militante en su defensa, "no porque me guste más que otros géneros, sino porque la estructura actual del mundo editorial favorece a la novela en su detrimento". Para el autor de Una vez Argentina, el cuento "es perfectamente vendible, como los anuncios y los monólogos; de hecho, lectores no faltan e incluso en los últimos años han aparecido editoriales como Páginas de Espuma, que se han especializado en cuentos y no tienen una sola novela en su catálogo". No obstante, Neuman no cree en la dispersión estratégica de géneros literarios: "En realidad, nunca se escribe dentro de un mismo género, por mucho que un escritor crea lo contrario. Una misma página, incluso, puede ser leída como parte de una novela, un cuento o un poema". ¿Hay que ser poeta para escribir de todo? "Si el poeta es alguien que cuestiona cada palabra, sí. Las palabras producen en mí tanto amor como extrañeza". Hoy las hablará en compañía.

Etiquetas

más noticias de OCIO Y CULTURA Ir a la sección Ocio y Cultura »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios