Pelotazo 'Por arte de magia'

  • La tercera de las semifinales destacó por el nivel que mostraron la práctica totalidad de las agrupaciones, especialmente la comparsa de Alhaurín el Grande, que ofreció un auténtico espectáculo de ilusionismo

Comentarios 0

Uno de los alicientes que buscan los aficionados del Concurso de Canto es la gran sorpresa por parte de alguna de las agrupaciones. En el argot carnavalesco, se conoce como pelotazo. Lograr una conexión entre actuantes y espectadores con repetidas ovaciones durante su actuación, y bajar el telón entre vítores, son reglas no escritas que deben cumplirse. Todos estos ingredientes se dieron en la tercera semifinal con la comparsa Por arte de magia, de Alhaurín el Grande, que derrochó un ilusionismo carnavalizado, para deleite de un Teatro Cervantes casi lleno hasta la bandera. Más de una docena de trucos se suceden al mismo tiempo que interpretan un repertorio de coplas que versaron sobre la acogida que dispensa el público malagueño, y la reciente llegada del Ave, "con diez años de retraso", lo que reafirma el grado de justicia histórica que conlleva el carnaval.

La comparsa La misión presenta un repertorio rotundo para explicar al público que está ante las vísperas del fusilamiento de un maestro de la Segunda República española. Contestaron en un pasodoble a una recriminación que tuvieron el pasado año por no cantarle a la desaparecida Rocío Jurado. No fue olvido, quisieron cantar a una chica que murió el mismo día que la tonadillera de Chipiona, porque "unos lloramos por ella y por Rocío, toda España". La biblioteca sacó de sus libros el constante problema de España y los estragos terroristas, "no es ningún chantaje dialogar/si el resultado trae la paz", afirmó la comparsa; sobre la misma temática trató el segundo pasodoble que contestaba a las amenazas de invasión del antiguo Al-Ándalus con el lema del escudo autonómico: "Viva Andalucía libre".

Las murgas de la noche arrancaron los mejores momentos de humor, como mandan los cánones; aunque, la crítica a la falta de crecimiento de la fiesta también la tocaron Los guarda Papas y Pa'viaje, el mío. Los primeros recordaron a los que temen o se marcharon por culpa de "detractores, judas o inquisidores"; la segunda afirmó que, "yo no quiero dentro de mi Fundación/a quien no quiera ponerle solución". La guardia vaticana parodió un posible abrazo de la religión hebrea por parte de Miguel González El Cabeza, veterano carnavalero, que tendría que utilizar un paracaídas, a modo de Kipá, para cubrirse el sustantivo que lo apoda. La apertura de Ikea sigue dando juego, la tripulación colombina cantó que tiene: "Sofá de Ikea, jarrón de Ikea, sillón de Ikeaý saqué un extracto/Ikea sólo tres mil pesetas". Los cuarto y mitad dedicaron una de sus coplas a un nuevo componente de la agrupación, que toca con ellos el bombo desde el pasado 13 de enero; se ofreció voluntariamente para suplir la inesperada falta del percusionista titular.

Al cierre de este periódico, aún no se conocía la nómina de finalistas que mañana se darán cita sobre las tablas del Cervantes.

Etiquetas

más noticias de OCIO Y CULTURA Ir a la sección Ocio y Cultura »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios