Sueltas de toros en la provincia

Arcos decreta un día de luto oficial por la muerte de un vecino en el Toro del Aleluya

  • La víctima sufrió una perforación pulmonar y un derrame sanguíneo interno

  • Las banderas ondearán este martes a media asta 

Comentarios 18

El Ayuntamiento de Arcos ha decretado un día de luto oficial por la muerte de un vecino de la localidad en la celebración del Toro del Aleluya este pasado domingo. El Consistorio ha comunicado que con motivo de la trágica muerte de Bienvenido Lozano Benítez, provocada por las heridas sufridas en el transcurso del Toro del Aleluya, el alcalde ha decretado que este martes, 3 de abril, sea Día de Luto Oficial. Por esta causa, las banderas de los edificios municipales ondearán a media asta, y no se celebrarán actos oficiales en el Ayuntamiento.

Y es que la de este domingo fue una jornada negra en Arcos, uno de los pueblos de la provincia que suma a las tradicionales sueltas de toros para poner punto y final a su Semana de Pasión. El Toro del Aleluya arcense terminó en tragedia con la muerte de B.L.B., un corredor vecino del mismo pueblo que fue gravemente embestido por uno de los astados de la suelta. El fallecido fue cogido por el primero de los toros, de unos 500 kilos de peso y de nombre 'Trampero', que salió a la calle a las doce de la mañana. Como consecuencia del fatal traumatismo, el hombre, de unos 45 años de edad, sufrió lesiones de gravedad en los pulmones y finalmente murió tras ser trasladado hasta el hospital de Jerez.

La primera suelta de los toros en Arcos se inició al mediodía. La víctima se encontraba corriendo a la altura de la calle Gomeles, si bien fue rápidamente sacada del itinerario por varias personas, que lo refugiaron en las vallas de seguridad dispuestas por el Ayuntamiento.

Fueron varios instantes de pánico los que se vivieron en el momento de la cogida del arcense, que sufrió una perforación pulmonar y un derrame sanguíneo general interno, provocado posiblemente por la rotura de un órgano. Finalmente, ésta ha sido la causa de su muerte. El hombre sufrió además una cogida en un gemelo.

A pesar de la pronta intervención médica del servicio sanitario de Socoservis, movilizado para la fiesta, y su traslado al hospital de Jerez, nada pudo hacerse por este hombre, conocido como 'Campito', quien fallecía desgraciadamente en el centro hospitalario, tiñéndose de luto la jornada.

Este mismo toro dejó a su paso otro herido de gravedad, que sufrió una perforación por asta en el abdomen, provocándole una evisceración. El accidentado se encontraba a la altura de la calle Alta cuando fue embestido por el morlaco. Rápidamente fue trasladado al hospital de campaña dispuesto para el festejo, en el mismo municipio de Arcos, y los sanitarios le realizaron una primera intervención para coser la herida y estabilizarlo para que pudiera afrontar el viaje hasta el hospital de Villamartín, donde recibió también asistencia y permaneció, aunque no se temió por su vida.

El Ayuntamiento de Arcos lamentó profundamente la muerte de uno de sus vecinos y se ha puesto a disposición de su familia.

El segundo de los toros en Arcos salió de su cajón a las tres de la tarde para permanecer una hora en la calle como manda el reglamento. En esta suelta no hubo heridos de gravedad aunque, como en el primero, dejó a su paso contusionados por caídas y resbalones.

El Consistorio arcense montó ayer un dispositivo con 120 efectivos, entre los que se encontraban sanitarios de la firma Socoservis, Guardia Civil, Policía Local, Protección Civil y personal municipal. La asistencia sanitaria contó con un hospital de campaña en el mismo pueblo, con quirófano y cinco uvis móviles.

Benamahoma

En Benamahoma, el Toro de Cuerda reunió a cientos de personas en la calle. Tan sólo dos hombres sufrieron una contusión pero ninguno de ellos necesitó ser trasladado a un centro hospitalario. Uno de ellos tuvo un golpe en una rodilla y el otro se le echó encima el astado. Sólo uno necesitó asistencia por el equipo sanitario que el Ayuntamiento dispuso para la ocasión. Por lo demás, Benamahoma se convirtió en el centro de la fiesta, con unas 3.000 visitas.

La Janda

Las localidades Paterna de Rivera y Vejer, en la comarca de La Janda, vivieron ayer dos jornadas de diversión y buen ambiente que se prolongaron hasta la tarde, dejando un balance de dos heridos en la localidad paternera y algunos contusionados en la vejeriega.

Así, el primer atendido de gravedad por el servicio sanitario contratado por el Ayuntamiento de Paterna fue un joven que recibió una embestida de 'Compuesto', de la ganadería de los Herederos de Cebada Gago, que lo tiró al suelo. Se golpeó así la cabeza y precisó de varios puntos de sutura, aunque sin ser necesaria su evacuación a una centro hospitalario. Este morlaco se soltó a la 1.00 horas de la madrugada.El segundo herido lo provocó 'Esmerado', de la ganadería de Cebada Gago, que le originó una erosión en la piel a uno de los corredores al caer sobre la calzada. Su antecesor, 'Aviador', de la ganadería de Fuente Ymbro, dio juego sin ocasionar incidencias que resaltar.

En Vejer, el primero de los toros se soltó a las 13:00 horas en la Plazuela. Tras levantar el pañuelo un vecino de la localidad elegido por sorteo, se autorizó la salida del animal del camión que lo había transportado desde la finca El Grullo, perteneciente a la ganadería de Núñez del Cuvillo y ubicada a la entrada de la pedanía de Los Naveros.

Este primer astado, 'Catetón', con un peso de 530 kilos, realizó varias carreras desde el principio al final del recorrido. Dio algunos sustos, pero no generó ninguna situación de peligro para los corredores. El importe de la compra de este astado ha sido donado a la Asociación Vejeriega de Ayuda al Discapacitado (Avadis).El segundo astado, de nombre 'Arrojado', con un peso de 550 kilos y perteneciente también a la ganadería de Núñez del Cuvillo, salió a las 17:03 horas de la tarde desde la barriada de San Miguel, el extremo opuesto al recorrido oficial.

Este toro sólo hizo una carrera hasta la Plazuela, en la que se quedó la mayor parte del tiempo establecido por la organización (que en ningún momento puede exceder una hora). A pocos minutos de su recogida, dio una carrera hasta el final del recorrido, donde dejó hasta seis contusionados a su paso. Tras ser sujetado con una cuerda en el mismo lugar donde salió, se introdujo de nuevo en el camión que lo había traído hasta Vejer.

De nuevo este año han sido los efectivos de Cruz Roja Española los que se han hecho cargo del operativo sanitario, instalándose un Puesto Médico Avanzado (PMA) que contaba con un médico y una Unidad de Vigilancia Intensiva (UVI) móvil. A lo largo del recorrido se establecieron cuatro puestos de socorro con una ambulancia básica y sendos equipos de voluntarios, médicos, enfermeros, socorristas y técnicos. A ellos se unieron efectivos de la Guardia Civil, Policía Local y Protección Civil del municipio vejeriego y de las localidades vecinas de Chiclana, Medina y Benalup, que se comunicaban con el control central situado en la planta alta de la Casa de la Juventud.

Como cada año, se han desplazado desde la localidad cacereña de Coria unos recortadores que colaboran con la organización de estas sueltas para dirigir y recoger el toro. Precisamente, la organización del festejo -cuyas competencias fueron delegadas por el alcalde José Ortiz al concejal de Fiestas Manuel Flor- homenajeó ayer a Francisco Duarte García por sus años de colaboración en el desarrollo de este evento. Igualmente, a la recién creada Peña Toro Embolao se le entregó una réplica del cartel anunciador del toro de este año.

Los Barrios

Por su parte, la suelta del Toro Embolao de Los Barrios se desarrolló sin ningún herido y con una gran expectación de público en una fiesta que ha contado este año con la edición del sábado, que sirvió de prolegómeno al tradicional Toro Embolao del Domingo de Resurrección.

Etiquetas

,

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios